conociendo alemania experiencia sebastian

Seguimos sumando historias a la web! Como ya deben saber, nos encanta compartir experiencias de personas viajando y trabajando por el mundo! Creemos que es la mejor manera de motivar e incentivar a quienes todavía están en duda de emprender o no su aventura, y también a quienes tienen miedo de hacerlo!

En esta oportunidad les traemos la experiencia de un seguidor que a principios de 2020 viajó con su visa Working Holiday Alemania.

Se trata del relato de Sebastián, un argentino que tomó coraje y se animó a vivir su propia experiencia de viajar y trabajar en el exterior con una visa Working Holiday! No se pierdan su historia!

Hola, soy Sebastián

experiencia seba

Buenas! Mi nombre es Sebastián y soy de Escobar, Buenos Aires, Argentina. Terminé mis estudios en el 2018 y realicé un viaje como mochilero por el sur de mi país.

Cuando volví, me puse como meta aprender bien inglés, ya que viajar me hizo dar cuenta de que los idiomas son fundamentales a la hora de conocer gente de todo el mundo para poder tener una forma de comunicación en común.

El año pasado, luego de recibirme y dar la tesis, soy Licenciado en Periodismo, empecé a averiguar sobre las visas Working Holiday.

¿Por qué Alemania?

alemania

En un principio, mi destino elegido era Holanda, pero luego de que en el trabajo (Mate Club de Conversación, un club de intercambio cultural) conocí a Pía, una chica alemana que estaba de viaje en el país con la cual nos hicimos grandes amigos, comencé a pensar en otras opciones.

Como ya dominaba el inglés de una forma “aceptable” decidí dar un salto de 20 metros y comenzar a aprender alemán por mi cuenta. En mi cabeza crecía cada vez más la idea de “¿Por qué no Alemania?”. Lo tomé como un desafío, y me largué al cien por ciento a realizarlo!

Cuando vi los requisitos, que en ese momento eran de los más accesibles para argentinos en cuanto a cantidad de visas otorgadas (ilimitadas), y luego de que mi amiga se ofreciera a ayudarme con el alojamiento los primeros meses enviandome una carta de invitación, tomé la decisión de venir para acá!

Mi llegada a Alemania

bonn

Llegué a la ciudad de Bonn, luego de casi 15 horas de viaje en bus desde Londres, el 11 de febrero. Las primeras semanas las dediqué a conocer un poco la ciudad, haciendo recorridos a pie para familiarizarme un poco con todo.

Bonn fue durante casi 40 años la capital de Alemania Occidental, por lo que es un lugar con muchísima historia y cultura. Ludwig Van Beethoven nació y se crió aquí, además de que la Universidad de Bonn es una de las más prestigiosas de Alemania y de toda Europa.

Mis primeros pasos en Bonn

papeles

Lo primero que comencé a hacer apenas tuve tiempo de organizarme, fueron los papeles de residencia. Si bien estaba viviendo con mi amiga y su pareja, la madre de ella fue la que me ayudó a anotarme en el registro de la ciudad, ya que este procedimiento lo tiene que realizar el dueño/a del departamento, el famoso Almendung.

Este tipo de trámites muchas veces llevan un mes hasta que son enviados a tu dirección, por lo que tuve que ir a dos oficinas para buscar las constancias de dos números que necesitaba si o si para firmar cualquier contrato de trabajo: El STEUER ID (el mismo se debe solicitar, sin turno previo, en una oficina que se llama Finanzamt Stadt). Esperé 10 minutos y me dieron un papel con el mismo.

Una semana después fui al Deutsche Rentesversischerung a buscar mi Versicherungsnummer o Número de seguridad social. Me atendieron rapidísimo y salí con el papel en la mano en menos de 15 minutos. Un mes y medio después, todos los papeles llegaron por correo a mi residencia.

En mi caso, desde que tuve la constancia de que mis papeles estaban en trámite, armé mi CV y salí a repartir algunos.

Alemania y sus múltiples culturas

Mientras realizaba todos los trámites burocráticos, para tener todo en regla lo antes posible, invertí tiempo en pasear un poco y conocer la cultura y costumbres locales.

Varias veces me pasó, al estar en un café o en un banco de una plaza, que algún alemán me escuchara hablando en español y me preguntara de donde soy. Mucha gente en este país tiene un gran interés por el idioma español, y lo aprenden como hobby.

Además, algo que me hizo abrir mucho la cabeza, es la cantidad de personas de todo el mundo que viven aquí. Y no solo en las grandes ciudades, sino en pequeños pueblos o barrios de los suburbios.

Me ha pasado, estando en un mismo vagón del subte, escuchar conversaciones en español, inglés, árabe, turco, ruso y chino (además de alemán, obviamente). Creo que esa es la impronta de la actual Alemania: multiculturalidad, tolerancia y apertura mental hacia lo distinto y foráneo.

Mi tiempo libre

experiencia seba dos

Durante mis ratos libres, pude conocer un poco los pequeños pueblos que rodean a la ciudad y encontrarme con cosas que, para un amante de la historia y los detalles históricos como yo, son fascinantes e increíbles, como ver edificios que sobrevivieron a las dos guerras mundiales, junto con una foto de los mismos donde se muestra cómo se veían en esa época (algunos con más de 300 años).

También, pude recorrer con mi bici los pequeños callejones y calles o pasajes, rodeados de casitas de varios colores y sentarme a tomar un café en la plaza mientras veo y trato de entender qué dice la gente a mi alrededor (buen tip a la hora de agudizar el oído y el acento cuando se está aprendiendo un idioma 😉 ).

Además, pude visitar y recorrer algunas ciudades como Köln (Colonia) y Aachen (Aquisgrán). Ambas impresionantes y con varios atractivos turísticos imperdibles. Sin dudas Alemania es un país para recorrerlo despacio, disfrutando cada lugar como se debe, con calma y sin estrés.

El idioma

Siempre había tenido un cierto, no sé si llamarlo prejuicio, hacia el idioma alemán. Me parecía muy difícil e imposible para alguien como yo, que nunca en su vida había ido ni siquiera a una academia de inglés. Pero la verdad es que estaba muy equivocado.

Comencé a aprender el idioma en el 2018 por mi cuenta a través de videos de Youtube, algunos manuales básicos que me prestaron amigos y hablando con alemanes en el trabajo. El año pasado comencé a tomar clases dos veces por semana con un profesor, ya que siempre he preferido ser autodidacta en cuanto a idiomas se refiere.

Pero, para ser totalmente sincero, he aprendido realmente a hablar alemán en estos casi 4 meses que estuve conviviendo y hablando día y noche con nativos. Sin lugar a dudas, si se tiene la posibilidad económica de hacerlo, creo que es la mejor forma de incorporar un idioma: leer, escuchar, escribir y hablarlo todo el día.

No hay que tener miedo de hacerlo mal, ya que a la segunda o tercera vez que te corrijan lo vas a incorporar intuitivamente y como algo de todos los días. En mi opinión personal, basado en las vivencias de estas semanas, recomendaría venir a Alemania con una buena base de inglés y algún conocimiento básico del alemán.

Elegí quedarme en Bonn durante este tiempo ya que si bien es una ciudad muy grande y el inglés es utilizado bastante, no es Berlín, ni Colonia o Munich, y en los suburbios o pueblitos muchas veces solo te van a hablar en alemán. Esto hace que sea más fácil poder practicar el idioma y aprenderlo.

El transporte en Alemania

subway

Para moverme en Alemania en las primeras semanas usé bastante el subte (dato llamativo es que a veces suele ir por debajo de la tierra y en otras ocasiones por la calle normal). Además, para ir a conocer Colonia, use bastante el tren.

El costo suele ser elevado, más que nada si no tenés una tarjeta de estudiante o de descuento. Un viaje promedio de tres estaciones de subte suele costar EUR 3. Un viaje en tren de veinticinco minutos, unos EUR 10.

Si se quiere utilizar el transporte público como principal vía para moverse, lo mejor es conseguirse un pase semanal en las máquinas que venden los boletos. El precio ronda los EUR 80 aproximadamente.

Yo sugiero, sin embargo, conseguir una bicicleta y movilizarse en la misma si se quiere recorrer bien la ciudad. En Alemania la señalización para las mismas es excelente y muchas veces evitas el tráfico y llegas más rápido a algunos lugares, salteándote combinaciones de subte, tranvía y/o bus.

Trabajar en Alemania

barista

La primera semana luego de buscar trabajo y dejar los curriculums, a finales de febrero, tuve 7 propuestas de trabajo! En Buenos Aires hice dos cursos de Barista, y trabajé en el rubro gastronómico durante todo el 2019, eso fue una gran ayuda!

Finalmente, la primera semana de marzo comencé a trabajar en una cafetería como barista full time. Trabajaba los fines de semana y tres días entre semana, con dos francos no consecutivos.

Ya había entregado los papeles y las constancias de los mismos a mi empleador para que me hiciera el contrato, pero todo se cortó el 15 de marzo cuando comenzó la cuarentena aquí. Me quedé sin el empleo, pero afortunadamente pude cobrar mi “liquidación” por esas dos semanas de trabajo.

Como mi sueldo era por hora, y trabajaba 8 horas por día recibí cerca de EUR 700. El sueldo básico aquí es de EUR 10 la hora más o menos.

Durante cerca de 50 días estuve en cuarentena con mi amiga y la pareja, dividiéndonos gastos en el supermercado para hacer más llevadera la economía del lugar y que no se sintiera tanto.

Los últimos días de abril comenzó el proceso de flexibilización y varios negocios volvieron a abrir. Nuevamente volví a imprimir curriculums y salí a caminar y patear la calle. Anduve por los alrededores de Bonn, por Colonia y Aquisgran recorriendo a pie todo el día en busca de algo.

Así fue que pude conseguir un pequeño trabajo de medio tiempo (Minijob) en un Food Track de café cerca de la costanera de aquí en Bonn. Hace 1 semana comencé a trabajar, nuevamente, en la cafetería en donde había comenzado en marzo. Mi empleador me llamó y preguntó si aún estaba disponible, por lo que ahora tengo un trabajo casi full time y un pequeño ingreso extra con el minijob.

Por ende, mi consejo es que salgan a caminar, repartir CV y preguntar en todos lados si necesitan gente. Sobre todo, en restaurantes, bares y pubs, siempre se consigue algo en ese rubro.

Costo de vida en Alemania

productos supermercado

Creo que si bien el salario en Alemania, sobre todo en el norte, es bueno, el costo de vida a veces hace que se deba pensar dos veces antes de elegir que actividades realizar. Por ejemplo, siempre es más económico hacer la compra grande en el supermercado y dejar algo de dinero extra para darse un gusto como tomar un café en la tarde, o caminar un poco y evitar pagar transporte público.

Creo que es un país caro para vivir, pero también con muchas opciones que te dan un abanico de posibilidades para lo que desees hacer.

Actualmente solo estoy viviendo con las propinas que hago en el trabajo, mi sueldo lo dejo para los gastos fijos como supermercado, alquiler y transporte. Para poder vivir bien y darse algún que otro gustito, con EUR 1500 aproximadamente se está bien.

Una habitación en piso compartido o un departamento pequeño de dos ambientes suele estar entre EUR 300 y EUR 600 aproximadamente. Una compra grande para la semana en el supermercado, para uno solo, unos EUR 60.

Transporte público regular o diario, entre EUR 120 y EUR 150 al mes. Comprar ropa e ir a la peluquería dos o tres veces al mes, EUR 150 a EUR 200. Viajar en tren a ciudades cercanas para recorrer y conocer, entre EUR 160 y EUR 200. Ir a comer a un restaurante una vez por semana, entre EUR 50 y EUR 75 al mes.

tienda ropa

Mis planes a futuro

En este momento estoy volviendo a encauzar el rumbo. Fueron semanas muy difíciles y estuve a punto de dejar todo y volver, pero preferí aguantar y seguir siendo optimista. Nunca dejé de salir a recorrer los alrededores o mirar todos los grupos de búsqueda de trabajo o hablar con gente que necesitara alguna mano.

Ahora que todo está comenzando a reactivarse, muy lentamente, me gustaría poder viajar un poquito más y seguir mejorando el idioma. Creo que una vez que termine mi visa, voy a seguir aplicando a otro de los destinos disponibles. Me interesa la Working Holiday Austria, ya que allí también se habla alemán y sería una buena forma de seguir perfeccionándolo.

– Seba.

Este fue el relato de Seba sobre sus primeros meses en Alemania. Esperamos que la hayan disfrutados y que les sirva de empujón para tomar la decisión de vivir su propia experiencia Working Holiday!

Si quieren seguir leyendo otras experiencias, les dejamos el relato de Lucio para que lo disfruten: “Entre la veterinaria y el fútbol, la experiencia de Lucio en Alemania!

Te querés ir a trabajar y viajar por Alemania, visitá la guía principal sobre:

Work and Travel en Alemania


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 thoughts on “Conociendo Alemania, la experiencia de Sebastián!

    1. Hola Gonzalo! Las visas Working Holiday Alemania están suspendidas por el momento. Saludos 🙂

      Avisanos cuando veas lo del seguro de viaje a seguros@yomeanimoyvos.com o a través de la web en https://www.yomeanimoyvos.com/seguros. También podes enviarnos un wpp o llamar al +5491151167245.

      Si querés seguir sumando info y experencias de personas viviendo y trabajando en el mundo podes visitar nuestro canal de youtube.
      https://www.youtube.com/channel/UCiuD0hu9_H4bmZWk_qqfd5g