karla experiencia nueva zelanda

Son cada vez más los chicos que se animan a dejar su país para emprender una nueva aventura. Una de las opciones más elegidas para comenzar a recorrer el mundo es la visa Working Holiday.

La visa Working Holiday es una visa que te permite residir en un país determinado de manera legal por el período de 12 meses. Hay muchos países que tienen acuerdos para este tipo de visas, en nuestra web pueden conocer cuáles son todos los destinos disponibles para aplicar y poder viajar y trabajar en otro país por un año!

En esta oportunidad, Karla una seguidora que se animó a vivir la experiencia, nos cuenta sobre su vida trabajando con visa Working Holiday en Nueva Zelanda.

Esperamos que disfruten el relato tanto como nosotros!

Nueva Zelanda por Carla

experiencia karla

Hola! Mi nombre es Karla Arenas (@passportdekarlita), soy chilena. Llegué a Nueva Zelanda en agosto del 2017, cuando tenía 22 años. Decidí hacer una visa Working Holiday principalmente porque me encanta viajar y conocer nuevas culturas. Elegí Nueva Zelanda porque aprender inglés era uno de mis principales objetivos.

Llegué a Auckland hace tres años. Mi primera impresión de la ciudad fue alucinante, escuchar a todas las personas hablando un idioma diferente al mío fue lo que me hizo dar cuenta de que había dejado mi país.

Mi llegada fue positiva en todo sentido. Me sorprendió la cantidad de nacionalidades diferentes que encontré en un mismo lugar. Todo funcionaba de manera ordenada, y la gente era amable. La única dificultad al principio, fue acostumbrarme al cambio de horario, tenía 16 horas de diferencia con Chile. Me tomó dos semanas controlar el horario de sueño!

Mis primeros días en el país

experiencia karla

Los primeros siete meses de mi visa Working Holiday los viví en la ciudad de Auckland.

Las primeras semanas fueron bastante movidas. Tenía que buscar alojamiento, abrir una cuenta de banco, obtener un número de celular, y lo más importante, encontrar trabajo.

Idioma

Con respecto al idioma, si bien yo pensaba que manejaba el inglés como para entablar una conversación, al llegar acá me di cuenta de que aún me quedaba un largo camino por recorrer con el inglés. ¡Al principio no entendía nada!

Fue un poco frustrante la verdad, pero afortunadamente la gente que me tocó conocer en mis primeras semanas acá siempre tuvo buena predisposición para entenderme y eso hizo que tuviera más seguridad al momento de comunicarme.

Alojamiento

alojamiento

En Auckland, rentamos junto a mi pareja un departamento compartido de dos habitaciones, éramos 3 personas en total. Pagábamos NZD 250 (USD 160) semanalmente. En ese entonces era un precio bastante bueno, ya que el departamento estaba a cinco minutos del centro de la ciudad.

Tuve la suerte de encontrar un departamento cerca de mi trabajo, así que nunca tuve la necesidad de comprarme un auto o una bicicleta, podía llegar a cualquier lugar caminando, tenía una ubicación privilegiada.

Transporte público

Cuando quería visitar lugares lejos del centro simplemente usaba el transporte público: funciona perfectamente, es cómodo y puntual.

El precio varía de acuerdo a la distancia que recorras, pero aproximadamente cuesta entre los NZD 3 (USD 2) y NZD 8 (USD 5).

Comenzar a trabajar

busqueda laboral

Tuve la fortuna de que, al quinto día de mi llegada a Nueva Zelanda, ya había comenzado a trabajar. Mi vida se fue organizando en torno a ese trabajo.

El trabajo consistía en limpiar en las construcciones. Así como rápido llego, rápido se fue. Trabajé solo seis días, definitivamente no era un trabajo para mí.

Después conseguí trabajo haciendo aseo en casas junto a mi pareja, ahí estuvimos 1 mes. Y bueno, la tercera era la vencida, conseguí trabajo como kitchenhand en una cafetería. Básicamente tenía que lavar la loza y mantener la cocina limpia y organizada. En ese lugar estuve seis meses trabajando.

A todos los empleos los conseguí por internet, hay bastantes oportunidades laborales online, en trabajos no calificados y calificados. Lo importante es crear un buen curriculum y tener una buena carta de presentación.

En todos mis empleos mi salario fue el mismo. El salario mínimo era de NZD 16.5 (USD 10.6 por hora. El pago era semanal. Solía trabajar entre 35 y 45 horas semanales y el salario me alcanzaba para absolutamente todo, pagar todas las necesidades básicas y para ahorrar una cantidad considerable. Generalmente ahorraba entre NZD 250 (USD 160) y NZD 300 (USD 192) semanales. 

El costo de vida es caro en comparación con Chile, pero el sueldo es proporcional a los gastos. Y si eres una persona organizada puedes manejar el dinero y te permitirá ahorrar grandes sumas de dinero en poco tiempo.

La mudanza a Tauranga

experiencia karla

Después de los primeros seis meses, decidí irme a vivir a la ciudad de la agricultura, Tauranga. Mi objetivo era trabajar en el proceso del famoso kiwi. Aquí fue necesario comprarme un auto, lo cual fue bastante fácil. Pagué NZD 2300 (USD 1,475) y en un día se realizan todos los trámites.

Mis planes a futuro

experiencia karla

Hoy, después de casi tres años, continúo viviendo en Nueva Zelanda, ahora con visa de trabajo, pero ya siento que es hora de vivir otra experiencia. Tengo planes de recorrer Asia, y postular a una nueva visa Working Holiday visa para otro lugar del mundo.

Recomendación

experiencia karla

Recomiendo Nueva Zelanda como país para vivir la experiencia de la visa Working Holiday al 100%. Es un país amigable con el inmigrante, fácil para desenvolverse, es el lugar perfecto para hacer un “road trip” y si eres de esas personas amantes del aire libre, caminatas y naturaleza, este es el lugar perfecto para ti.

También recomiendo vivir la experiencia de trabajar en algún proceso de la fruta, es una experiencia difícil de transmitir, ya que se viven muchas emociones si nunca hiciste un trabajo como ese. Pero en pocas palabras vas a terminar odiándolo o amándolo, sobre todo cada vez que te llega el sueldo semanal.

Como experiencia personal les recomiendo moverse de ciudades, conocer y aprovechar al máximo los 12 meses de visa, ya que no se van a dar ni cuenta cuando este proceso ya este terminando!

Un abrazo, Karla.

Hasta acá llegó la experiencia de Karla, esperamos la hayan disfrutado y les sea útil para tomar la decisión de vivir su propia experiencia Working Holiday en el mundo.

¿Quieren leer más experiencias en Nueva Zelanda? Los invitamos a leer “¿Cómo quedarse a vivir en Nueva Zelanda? La experiencia de Ignacio!” 😉.

Si ustedes también quieren ir a vivir la experiencia Working Holiday Nueva Zelanda, les recomendamos visitar nuestra guía con todo lo que necesitas saber!

Te querés ir a Nueva Zelanda, te dejamos todos nuestros artículos en:

NUEVA ZELANDA: La Guía Maestra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “De Chile a Nueva Zelanda, la experiencia Working Holiday de Karla!