experiencia jess nueva zelanda

Llega una nueva experiencia de Nueva Zelanda! Como todos sabemos, esta visa sigue siendo una de las preferidas de los yomeanimers, por lo que nunca nos cansamos de seguir compartiendo contenido nuevo del país kiwi!!

En este artículo, les compartimos la historia de Jessica, una joven uruguaya que viajó con su visa Working Holiday Nueva Zelanda. En su caso, ella tiene pasaporte italiano, así que aplicó tranquila, sin tener que estar pendiente por el tema de los cupos y las fechas! En este artículo tienen toda la info sobre aplicar a Nueva Zelanda con pasaporte italiano.

Jess viajó después de haber terminado su bachillerato, con tan solo 19 años. Para ella fue una decisión que marcó un antes y un después en su vida, y en este relato nos cuenta un poco de todo eso que vivió, aprendió y conoció. No se pierdan su experiencia!!

De una idea a la decisión de viajar

jess salto

Mi nombre es Jessica Inquintanelli, tengo casi 21 años y soy uruguaya. Nunca pensé que iba a terminar haciendo una visa Working Holiday, pero la idea comenzó cuando estaba por graduarme de mi bachillerato agrario, gracias a mis padres. Ellos me propusieron hacer un viaje por fin de año. Por supuesto que en el momento me encantó la idea, pero durante el tiempo que me faltaba para terminar el bachillerato estuve muy cambiante: que sí, que no, que capáz, y así todo el tiempo…

Creo que mi mayor miedo era el hecho de irme sola a lo desconocido, con tan solo 19 años, no sabía si era capaz de sobrevivir! Otro de mis miedos era dejar en el freezer mi carrera, ya que desde que soy una niña siempre supe que quiero ser veterinaria. Sabía que la podía empezar luego, pero lo veía como años perdidos en los que podría haber estado estudiando.

Cerca del fin de ciclo de mi bachillerato fue cuando me decidí a viajar, solo un par de meses antes de las vacaciones. Pensaba sobre a qué país me debería ir… Muchos me sugerían distintas opciones y entonces hice una especie de tabla de los países que me interesaban.

¿A dónde viajar?

Lo más importante de todo es que quería que sea un país de habla inglesa. ¿Por qué? Porque desde que soy chica siempre estudié inglés. En ese momento hacía ocho años que estaba estudiando, pero ese año no me estaba yendo muy bien y decidí dejar y viajar a un país de habla inglesa para mejorar mi nivel. Ese era el punto más importante de la lista!

Luego elegí por los paisajes, me gustan mucho las montañas, el hiking y los deportes outdoors. También buscaba países que sean verdes y que sean productores de algún producto derivado del ganado, ya que como mencioné, hice un bachillerato agrario y me interesaba conocer cómo es el sistema productivo fuera de Uruguay.

Los países de mi lista eran Nueva Zelanda, Australia, Canadá y Suiza. Al final me decidí por Nueva Zelanda, porque leyendo sobre su historia, me interesó más.

La aplicación a Nueva Zelanda

jess nieve nz

Los costos del proceso de aplicación son altos, pero yo tuve la suerte de que mi familia me apoyara económicamente. Además, investigué en varias agencias de viajes para encontrar un pasaje aéreo barato. Respecto al tema de los Rayos X, en Uruguay el único hospital en el que se pueden hacer es en el Británico, ya que es el único habilitado con el sistema e-Medical. La certificación médica me salió alrededor de UYU 1000 (USD 23) y los rayos alrededor de UYU 3000 (USD 70).

La visa también tiene su precio, cuesta NZD 280 (USD 186). Tengo la suerte de tener pasaporte italiano, por ese motivo las visas son ilimitadas, y podía aplicar cuando quería.

El primer viaje en avión

jess caminata nieve

El día que me subí al avión, pensaba en toda mi familia, amigos y todo lo que iba a dejar atrás por un tiempo.

Llegué a Auckland junto con un grupo de chicos, algunos eran amigos de mi hermano (el también quería viajar y lo convencí para ir a Nueva Zelanda, pero viajamos distinto día), y con otra chica que justo coincidió el día del vuelo. Una semana antes de viajar nos habíamos juntado para planear donde íbamos a quedarnos. Estas personitas con las que viajé en un principio se hicieron familia a lo largo de mi experiencia.

Cuando llegamos al aeropuerto, yo no tenía idea por dónde ir ni qué hacer, porque era mi primer vuelo, solo seguía a la gente! En el sector de costumes (donde checkean las valijas) tuve mi primera conversación con un kiwi. A pesar de haber estudiado inglés durante 8 años, me costo agarrar el acento y a veces no entendía nada!

Después de terminar con todos los trámites en migraciones, fuimos al information centre dentro del aeropuerto a preguntar por algún transporte para poder llegar al hostel. En ese momento conocimos el famoso “skybus”.

Nos subimos al ómnibus y le preguntamos al chofer dónde era el hostel mostrándole la dirección, nos dijo dónde bajarnos y dio la casualidad que nos bajamos en el lugar que no era! Llegamos a las 5 am y desde esa hora hasta las 11am estuvimos preguntando a la gente local sobre el hostel, super perdidos! Pasamos unas 5 horas aproximadamente buscando el lugar.

Primeros días en Auckland

jessica nz

Cuando llegamos al hostel, pagamos 4 días en avance (unos NZD 400 (USD 266)) porque teníamos que hacer los papeles. Tuvimos la suerte de que fuimos al banco ANZ, que leí en la Guía Maestra de Nueva Zelanda que era uno de los mejores bancos, y nos dieron turno para el día siguiente (nos costó convencer al muchacho). Además, compramos un chip porque era muy difícil moverse sin internet.

Pasamos el primer día en el hostel, y a la mañana fuimos a abrir la cuenta bancaria. Luego sacamos el IRD number, que es muy fácil, es entrar a la página, aplicar y esperar a recibir el número.

No llegamos a estar los 4 días en Auckland, estuvimos alrededor de 2 o 3 días, ya que intentabamos buscar trabajo cuanto antes. Además, estábamos gastando bastante porque es una ciudad cara. Por eso decidimos irnos, nos fuimos para Tauranga, una ciudad a un par de horas de Auckland. Ahí nos quedamos en Harbourside Packpackers, un hostel bastante barato y con muchos viajeros. Ahí conocimos a mucha gente, muy buena onda, que se sumó a nuestra experiencia.

En Tauranga decidí comprarme un auto con lo que me quedaba de dinero porque era difícil encontrar trabajo ahí, y además escuchamos que empezaba la season del kiwi y nos interesaba ir hasta la ciudad donde están las packhouses (donde se empaquetan las frutas).

Con el tema del auto, yo no tenía ni idea qué mirar para saber si estaba en buenas condiciones, por ese motivo contacté a un mecánico que había alrededor, era brasileño y muy buena gente. Gracias a él conseguí un auto en buenas condiciones.

Próximo destino: Te Puke

jess montanas

Después de que compré el auto nos fuimos rumbo a Te Puke, que es donde estaba toda la movida de trabajar con kiwis. Lo increíble es que en la primer packhouse a la que llegamos (Washer rd, es la Calle donde se encontraba), llenamos un formulario y ya hicimos la inducción.

Empezamos a trabajar ahí en el momento. No conocía los puestos dentro del trabajo, pero mi amiga y yo tuvimos la suerte de que nos ofrecieran para trabajar de box maker (los que hacen las cajas para la fruta). De mis otros amigos, algunos empezaron de try prep (preparar la caja), y otros trabajaron en la parte de packing (poner kiwis dentro de las caja).

En este lugar nos pagaban por hora. Como box maker era algo de NZD 18 (USD 12) la hora, y como trabajamos mucho el dinero que hacíamos por semana era bastante. En el ciclo que estuvimos trabajando ahí, encontramos una casa para alquilar que estaba muy cerca de la packhouse, y nos salía alrededor de NZD 130 (USD 86) por semana.

Más adelante, nos mudamos a Papamoa East, pueblo cercano a Te Puke, a una casa más barata de NZD 95 (USD 63) la semana, y con más backpackers. Éramos alrededor de 12 en la casa, la gente dentro se hizo familia. Lo que da este viaje es mucho de eso, se conoce gente extraordinaria que se cruza en tu “ruta”.

Después empezó a cambiar el clima, y aunque era una de las packhouse que más trabajaba, me di cuenta de que no estaba haciendo el mismo dinero que al principio, entonces decidí buscar trabajos en farms, ya que quería concer el sistema productivo, como conté al principio.

Busque por un montón de apps y páginas, donde cargaba mi CV. Encontré una página web que es de Fonterra (empresa que trabaja con leche y sus derivados, sería una especie de conaprole en Uruguay) cargué mi CV y tuve la suerte de que me llamaron de varias farm.

Decidí aceptar una oferta en Waimate, en la isla del Sur y viajé hasta allá en mi auto. Crucé la isla en el ferry e hice alrededor de unos 1100km para llegar a la farm. Me fui del norte sola e hice todo el road trip sola también. Pude ver los cambios de paisajes de una isla a otra, son hermosos. En el sur es donde se encuentran más las montañas.

El trabajo más esperado: una Farm

jess paracaidas

La experiencia en la farm fue inolvidable, estuve alrededor de 5 meses. Me encargaba principalmente de alimentar a los terneros y a veces estaba en los ordeñes. Me pagaban un salario fijo, alrededor de unos NZD 1300 (USD 864) por quincena.

Estuve primero en lo que es el pre parto, las vacas estaban en otro campo y lo que hacía era hacerles fences todos los días, dando una determinada cantidad de kale o pasto. Luego me fui a la dairy farm, cuando la vacas empezaron a parir y a producir leche, y ahí fue donde me encargué más de los terneros.

En unos días libres que tuve decidí ir a Queenstown, que está a un par de horas de Waimate. Me enamoré de este pequeño pueblo y luego de 5 meses me fui de Waimate para allá.

Vivir en Queenstown

jess nueva zelanda

Queenstown es una ciudad preciosa, es como un pequeño vallecito alrededor de montañas, hermoso! Lo que tiene es que es una ciudad muy, muy cara, hay que saber administrarse muy bien. Alojarse en una casa ahí está alrededor de NZD 250 (USD 166) la semana.

Es un poco más difícil encontrar trabajo, pero se encuentra. A mí me llevó un par de semanas y desde que llegué trabajé de housekeeper. Trabajé de eso hasta que llegue a un punto en que me cansé, no se ganaba muy buen dinero y me daban muy pocas horas por quincena. Eran NZD 18 (USD 12) la hora pero solamente 40 horas por quincena.

Luego, entré a una app de empleos llamada Seek. Buscaba otro tipo de trabajo para mejorar mi inglés, porque como housekeeper no lo estaba mejorando. Había muchos latinos dentro de ese trabajo y hablaba más español que inglés. Por eso decidí cambiar de trabajo, además que con el caro nivel de vida de Queenstown, no estaba haciendo el dinero que buscaba para lograr pagar la renta y otras cosas.

En Seek encontré un trabajo en el aeropuerto. Nunca pensé que iba a aceptar ese trabajo hasta que recibí un correo de la manager del aeropuerto de Queenstown. Ese trabajo era otro desafío para mí, requería de mucho training intensivo y más uso de mi inglés. Estuve trabajando como customer services officer (oficial de atención al cliente) en una empresa llamada Swissport. Con esta empresa trabaje en 2 aerolíneas: Jetstar y Virgin Australia.

Me encargaba de hacer el check in, de estar afuera para recibir el avión y hacer lo que se llama el boarding, y por supuesto hablé en los micrófonos del aeropuerto! El sueldo no era muy bueno, ganaba lo mismo que como housekeeper y no me daban tantas horas por quincena tampoco.

Paso de Working Holiday a Work Visa

Estuve unos 8 meses trabajando ahí. En este ciclo hice el proceso de sacar un sponsor, porque mi Working Holiday visa estaba por expirar y la manager del aeropuerto me ayudó con el proceso para que me quede un tiempo más.

Para sacar un sponsor la empresa tiene que demostrar por qué te contratan a vos y no a un kiwi, y muchos más papales. Dentro del proceso también hay que hacerse exámenes de sangre, y como ya tenía los rayos x (que tienen una expiración de 3 años desde el día que uno se lo saca) no tuve que sacarlos nuevamente. Para el sponsor este trámite se calcula que tiene un costo de alrededor de NZD 700, si es que los rayos x siguen vigentes.

Conocer y recorrer Nueva Zelanda

jess ruta

Esto que les conté es solo una parte de toda mi experiencia! Tuve la suerte de viajar por toda Nueva Zelanda, de norte a sur, conociendo todas las partes que hay que conocer sí o sí. Lo hice en diferentes tiempos y etapas, porque dependía del dinero que tenía, pero por suerte lo pude hacer!

Cuando estuve en Queenstown cambié mi auto por una especie de mini van, para poder dormir adentro, que además tenía todos los accesorios de cocina. Ahí fue cuando viajé bastante por el sur. Además, en unas de mis vacaciones, volví al norte e hice todas las cosas locas que me faltaron: hice rafting, fui a las Cuevas de Waitomo y estuve explorando 80mts bajo tierra! También estuve en Hot Water Beach, en Coromandel y tuve la experiencia de hacer un agujero en la playa para disfrutar de las hot pools naturales.

En lo que es el sur, lo más loco que hice fue el sky diving en Glenorchy (paracaidísmo), y canyoning en Queenstown. Sumándole mucho hiking (excursiones, caminatas) alrededor, esto no solo lo hice en el sur, también en el norte. La experiencia del hiking fue mucho más en el sur porque fue donde descubrí que me encantaba hacerlo.

A lo largo de mi viaje conocí mucha gente, que me hace querer seguir viajando más, y a personas que sé que siguen conmigo por más que no estén ahora acá. En este tipo de experiencias se conoce gente extraordinaria, que te deja huellas dentro de tu vida. Sé que a algunas personas las volveré a ver.

La vuelta a Uruguay

jess australia

Ahora estoy con la Working Holiday Australia, estuve en Sydney un par de semanas para hacer todos los papeles necesarios, al igual que se hace en Nueva Zelanda. Y ahora estoy en Tasmania trabajando en un tambo, desde septiembre 2019.

Hace poco decidí volverme a Uruguay, ya tengo los tickets y me vuelvo la segunda semana de enero 2020. Quiero volver a seguir mi carrera de veterinaria y estar con mi familia.

Quiero seguir viajando pero ahora creo que es el momento de poner mi carrera primero. Después de terminar sé que voy a tener tiempo para seguir viajando. Ya está dentro de mí eso de viajar! Siempre voy a ser una backpacker!

Esta experiencia me ayudó a conocerme a mí misma, y me mostró esa parte aventurera que tengo que no sabía que era tan “fuerte”. A todos los jóvenes y adultos les aconsejo que NO TENGAN MIEDO, es una experiencia que les va a cambiar la vida para bien. A mí me hizo ver todo desde otra perspectiva. Saquen los miedos y viajen, no se van a arrepentir! Yo me animé y VOS?

Jess

Y ustedes, ¿se animan?

Hasta acá llegó la historia de Jess, con su primera experiencia viajando sola, conociendo gente en su camino y trabajando sin parar para poder viajar y conocer lo máximo posible!! ¿Qué les pareció? ¿Se animan a tener su propia experiencia? Ya saben que toda la info sobre esta visa la encuentran en la Guía Maestra Nueva Zelanda! Además, también pueden revisar todos los destinos disponibles para Working Holiday Visas!

Te querés ir a Nueva Zelanda, te dejamos todos nuestros artículos en:

NUEVA ZELANDA: La Guía Maestra

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 thoughts on “Del secundario a Nueva zelanda, la experiencia de Jess

  1. Para los tíos Elba y Douglas fue un privilegio y una experiencia tener a Jessica con nosotros por dos breves semanas en Sydney. Aprendimos que lo que se proponga, LOGRARA

  2. Muy bueno, cada vez que leo esto me manijeo a mas no poder. Si tengo suerte y consigo turno, en abril/mayo estaré en Dinamarca, espero mas adelante ser yo el que cuente la historia :P.