experiencia dinamarca nacho

La Working Holiday Dinamarca es una de las visas más populares entre los argentinos! Uno de los puntos más destacables de esta opción es que los cupos para la visa son ilimitados, se puede aplicar durante todo el año y los requisitos exigidos son accesibles!

Por estas y otras tantas razones, Dinamarca recibe cada año más y más argentinos! Y gracias a esto, nuestra web se sigue llenando de experiencias de esos jóvenes que viajan y quieren compartir con el mundo lo que vivieron para ayudar a que otros se animen a vivir su propia experiencia!

En el artículo de hoy les traemos la historia de Ignacio viviendo su segunda Working Holiday en Copenhague, Dinamarca. No se la pierdan, y recuerden que toda la info sobre este tipo de visas, la encuentran siempre actualizada en nuestra web YoMeAnimoYVos? 

Dinamarca, la segunda Working Holiday

nacho experiencia

Mi nombre es Ignacio, soy de Tucumán y tengo 28 años. Me recibí de Licenciado en Gestión de Empresas Agroindustriales y trabajé en el sector durante 7 años antes de hacer mi primera Working Holiday.

A principios del año 2018, decidí vender todo, dejar mi trabajo y empezar a viajar, con el objetivo de poder conocer muchos lugares, sin gastarme los ahorros de varios años. Así es como empecé con las visas Working Holiday.

En julio de 2018 entré en Suecia con mi primera Working Holiday. Estuve un año viviendo en Estocolmo, y allí conocí muchos argentinos que venían de hacer la visa de Dinamarca y solo hablaban cosas buenas de este lugar, así que decidí venir después de Suecia y sacar mis propias conclusiones.

En febrero 2019 viajé a Copenhague a conocer la ciudad y aproveché para aplicar a la visa de forma presencial. Tres semanas más tarde recibí en mi domicilio de Suecia la respuesta con la aprobación.

Los primeros días en Copenhague

nacho experiencia

Llegué a Copenhague a mitad de octubre, época otoñal, donde se ve una ciudad muy gris, pero que no deja de ser muy linda. Hay una tarjeta de transporte, Rejsekort, que te permite utilizar todos los medios de transporte de la ciudad, así que al llegar cargué saldo para poder moverme durante los primeros días.

Durante mi visa de Suecia, a través de una amiga argentina que también estaba allí, conocí un chico danés, y tuve la suerte de poder contactar con él antes de viajar. Para mi fortuna, él tenía una habitación disponible para alquilar, por lo tanto desde el día que llegué me pude alojar allí.

Una vez instalado, lo que hice los primeros días fue empezar a ver un poco el tema trabajo, tratar de empezar los primeros trámites y comprar una bici para moverme por la ciudad porque sin dudas es la mejor forma de manejarse en Copenhague.

Un poco sobre los trámites

nacho experiencia

Lo primero que se necesita en Dinamarca para comenzar con los trámites, es tener un contrato de alquiler de un lugar que esté habilitado para obtener el CPR (número de seguridad social). En mi caso, a pesar que ya tenía el lugar, por un tema personal el dueño se demoró un par de semanas en darme el contrato. Pero una vez que lo tengan, es cuestión de subir la documentación solicitada a la web de la International House Copenhague. La documentación a cargar es: contrato de alquiler, pasaporte y carta de aprobación de la visa.

A las dos semanas de haber aplicado al número de CPR, me avisaron por mail que el número ya estaba, por lo tanto, tuve que ir a la International House para completar el trámite, llevando la documentación que había subido previamente. Dos semanas más tarde, recibí en mi domicilio las dos tarjetas necesarias para residir en Dinamarca: Tarjeta de Residencia (pink card) y Tarjeta de Salud (yellow card).

Con esas tarjetas, ya se puede abrir la cuenta del banco. Años anteriores, era cuestión de ir a alguna sucursal, y con el contrato de trabajo y las tarjetas, te abrían la cuenta. Pero algunas cosas van cambiando, y ahora en la mayoría de los bancos hay que aplicar online para abrir la cuenta, en mi caso aplique al Danske Bank.

¿Cómo fue la búsqueda de trabajo?

experiencia nacho

La visa en Dinamarca para argentinos, tiene varios años de vigencia, lo cual es positivo por un lado ya que los empleadores conocen el programa, y no tienen problema de contratarte, aunque no hayas recibido el número de CPR aún. Pero, al mismo tiempo, tiene la contra de que cada vez somos más los argentinos con ganas de viajar a Dinamarca, y la mayoría apuntamos a los mismos tipos de trabajos, así que hay que moverse bastante.

En mi caso, lo mejor que me resultó fue Facebook, ya que hay varios grupos de trabajo en Copenhague. Entré a varios y activé las notificaciones de todos. De esa manera, cada vez que alguien subía algo, me enteraba rápido. Algunos grupos de Facebook recomendados para buscar trabajo, son:

Así fue como vi un anuncio de una empresa que buscaba una persona para limpiar departamentos de Airbnb. Como ya tenía experiencia, postulé por mail y me llamaron para ir a una entrevista al día siguiente.

En principio es un trabajo de aproximadamente 100 horas al mes, y pagan, antes de descontar impuestos, DKK 140 (USD 21) la hora. De esa manera se puede vivir bien en Dinamarca y ahorrar, aunque el ahorro por la cantidad de horas es muy poco.

La vida en Copenhague

experiencia nacho

Estoy viviendo en Frederiksberg, un sector muy lindo de Copenhague, a una distancia de 15 minutos al centro en bici, por lo cual está muy bien. En mi caso comparto el departamento con dos personas más, cada uno tiene su habitación y el valor del alquiler es de DKK 4800 (USD 711).

Copenhague es una ciudad para todos los gustos, tiene bastante vida nocturna y se puede salir varios días de la semana si es lo que uno busca. Además, tiene lugares muy lindos para recorrer, no solo dentro de la ciudad, sino también a las afueras. Hay muchos palacios, parques, bosques, etc. a una o dos horas del centro.

Con respecto al idioma, no es algo de qué preocuparse. Todos los daneses hablan un inglés excelente y no les molesta en lo absoluto usarlo. Incluso, en los grupos de Facebook, muchos de los anuncios de trabajo están escritos en inglés, es decir que son muy abiertos con este tema.

Comentarios finales

experiencia nacho

Mis recomendaciones son priorizar la búsqueda de alojamiento, ya que es la barrera para todos los trámites, y nunca depositar dinero sin haber visto antes el lugar. Y también, viajar con ahorros, no es una ciudad muy económica y en muchos de los alquileres pueden llegar a pedir hasta dos meses de depósito para poder ingresar.

Además, se puede ahorrar mucho usando la bici, buscando ofertas de supermercados o yendo al evento de “Food Sharing” de Copenhague.

¿Qué es Food Sharing?

Se trata de un evento realizado por una organización sin fines de lucro. Dos veces por semana voluntarios de esta organización se encargan de recolectar comida (principalmente frutas, verduras y pan) que los supermercados o mayoristas están por tirar. Se hacen dos eventos por semana, miércoles y sábados.

Cualquier persona puede asistir. Te dan un número al azar entre el 1 y el 20, que representa el orden en el cual se va pasando al salón a juntar todo lo que ese día hay para ofrecer. De algunas cosas se puede llevar la cantidad que uno quiera y de otras cosas hay límite, dependiendo de la cantidad que haya.

Este fue el relato de Nacho! Qué les pareció? Se animarían a emprender su recorrido con las Working Holiday visas? También pueden ver las video-experiencias de Nati en Aarhus y de Rocío en Copenhague!

Te querés ir a Dinamarca, te dejamos todos nuestros artículos en:

DINAMARCA: La Guía Maestra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 thoughts on “Nacho y su segunda experiencia Working Holiday en Dinamarca

  1. No aportas nada novedoso respecto a todos lo que leo y conocidos que me cuentan. Cuando logres algo en el corto plazo y estes trabajando de lo que te hace feliz en el exterior volve y comenta. Hoy por hoy cualquiera puede conseguir esa visa e irse, pero nadie o muy pocos son los que triunfan

    1. Hola Pablo, el concepto de triunfo y felicidad no es el mismo para todos. Soy feliz en este lugar, voy en bici al trabajo, en 15 minutos sin tráfico, mis jefes son súper copados, cero estrés, me queda tiempo para entrenar, salir, y encima ahorro. Para mi esta tranquilidad es mi triunfo! Espero que vos estés haciendo lo mismo para “triunfar”