Japón experiencia working holiday

Seguimos sumando experiencias de chicos con su visa Working Holiday Japón, esta es la historia de Andrea que se animó a irse a vivir y trabajar a este increíble destino! Antes de empezar a leer esta historia, si sos nuevo en el mundo de las Working Holiday Visas, te recomendamos que leas “¿Qué es una Working Holiday visa?”, y si ya estás decidido podés ir directo a la Guía Working Holiday sobre Japón donde vas a encontrar toda la información necesaria para comenzar esta nueva aventura!

En este caso, les dejamos la historia de Andrea otra yomeanimer, que consiguió su visa working holiday Japón y nos cuenta toda su aventura por este país, que seguramente nunca ni pensaste en visitar, y ahora quizás te vas a trabajar por 1 año!!!

¿Vivir y trabajar en Japón por un año?

Japón experiencia working holiday

Hola soy Andre, tengo 27 años, viví toda mi vida en Capital Federal. De hecho lo gracioso es que en esos 27 años jamás me mudé, y de repente, no sólo cambio de residencia sino también de ciudad, país y hasta continente 😂. Mi vida siempre fue muy monótona, lo mismo me pasó con el trabajo. Estuve ocho años en atención al cliente y ni bien surgió ésta oportunidad me lancé de cabeza.

En mi mente de “no viajera” desde que tengo uso de razón que me siento atraída por Japón y su cultura. Siempre he querido ir pero “Japón es caro“, “¿Hablás japonés?“, “Apenas sabés manejarte en Capital Federal...” y ni hablar de cuando miro pasajes por Internet. Todas esas “pequeñeces” hacen que cada cual vaya postergando el sueño, hasta que Japón y Argentina firman el acuerdo que nos permite ir a vacacionar y trabajar durante trescientos sesenta y cinco días, pero… ¿En qué consiste?

Aquí es cuando me adentro en éste mundo working holidero. Una de mis amigas hizo la visa Working Holiday Nueva Zelanda y también la visa Working Holiday Francia, pero yo nunca hubiese pensado que me tiraría de cabeza de la manera en que lo hice. Gracias al Grupo de Facebook sobre Japón y a la Guía sobre Working Holiday de Japón, pude evacuar muchas dudas e intercambiar opiniones, para finalmente presentar la documentación y arreglar la fecha de la entrevista ¿No es un sueño, no? Okay, sigamos.

Japón: trabajo, alojamiento, sueldo y más!

Japón experiencia working holiday

Antes de llegar al país, a través del grupo de facebook empecé a buscar los hoteles y  hostels  que los chicos recomendaban y empecé a mandarles mails explicándole mi situación y adjuntando el currículum. Cada país tiene un modelo distinto por lo cual procuré hacer un modelo propio muy ilustrativo con la información justa y necesaria en inglés. Había leído en ocasiones sobre el voluntariado en hoteles, así que me fui por ese lado y di con un Onsen Ryokan en Tochigi (aunque también me armé un perfil en Gaijin Pot y tiré por ahí).

A través de mails me comuniqué con el dueño que pasó a comentarme cuáles serían mis tareas. Yo trabajaría allí por alojamiento, comida y ¥ 800 (USD 7) la hora.

Como llegué en plena temporada baja no había mucho por hacer al principio, pero luego las tareas comenzaron a ser bastante agotadoras y arduas, ni hablar del verano, pero siempre pensaba en el momento en que me vaya y empiece a recorrer el país, teniendo en cuenta que mi sueldo cuasi íntegro iba a parar al chanchito (digo cuasi porque cada tanto salía y compraba chucherías del Daiso, ropa, y comida que se me antojaba).

En el transcurso de mis primeros meses me encontré con otro “working holidero” (otro yomeanimer) que me presentó a su amiga, y juntos recorrimos el Castillo de Osaka y luego estuve con ella por Nara.

Así pasaron mis cinco primeros meses, hasta que llegó el último día y con él la aventura: mi próximo trabajo estaba en Hyogo.

Próximo destino: Hyogo

Así me tomé el primer tren con destino a Asakusa, Tokyo. Pasé cinco días allí, para luego ir a ver al Fuji San, en Fujinomiya, Shizuoka. Le dediqué tres días (menos mal, hubo un día que no se dejó ver), y luego, las últimas dos semanas hice base en Nishinari, Osaka. A una hora de Kyoto y de Nara (obviamente iba seguido), antes de llegar a Miki, Hyogo.

Para el armado de éste itinerario fui consultando mapas tanto analógicos como virtuales, y las reservas de hostels las gestioné por booking. Lo importante es no tener pretensiones, aunque así todo, puedo decir que fui dando con muy buenos hostels a muy buen precio/ubicación y además, todos con habitación privada (es lo que más me preocupaba dada mi no experiencia en viajes y a la cantidad de equipaje).

La experiencia, de más está decir, fue excelente! Me gustó tanto que antes de volver a Argentina pienso volver a hacerlo, recorriendo lo desconocido (aunque todavía no tengo plan concreto).

Trámites en Hyogo

Ahora estoy establecida en Hyogo trabajando en una Fábrica de Obentos (obentos son las cajas donde se guarda la comida para delivery) en horario nocturno (de 20hs a 6hs). Mis compañeros de trabajo son de todas partes del mundo: trabajo con nikkeis brasileros, peruanos, bolivianos, paraguayos y filipinos, debo ser la única no descendiente.

¿Cómo conseguí este trabajo? Nuevamente gracias a la ayuda del grupo Working Holiday Japón – YoMeAnimoYvos.com, me contactó el contratista para ofrecerme este trabajo y acepté encantada.

El sueldo es de ¥ 900 (USD 8) + 25% por hora de 22hs a 5hs. Lo genial de éste trabajo es que los mismos jefes de la fábrica te ubican en departamentos que pueden ser o no para compartir, el alquiler y servicios que ofrecen, lo descuentan directamente del sueldo.

Este horario no solamente me gusta porque nos pagan un poco más sino porque en éste horario hay mucha camaradería y buena onda, contrario a la mañana (trabajé un sólo día) que era puro caos y había mucha exigencia.

Un bus nos lleva y trae a la empresa gratis y está el chico de la oficina que nos acompaña a fijar domicilio y realizar toda clase de trámites (tengo que destacar que él sólo habla japonés, pero con una paciencia infinita y una habilidad increíble, se hace entender perfectamente).

Lo lindo de éste trabajo es que nos venden los sobrantes de onigiris o bentos (comida japonesa) a un precio más económico, normalmente ¥10 (USD 0.09) y ¥30 (USD 0.26) o ¥50 (USD 0.44) aprox. En una ocasión compré un kilo de arroz a ¥100 (USD 1).

El idioma

El idioma lo estudié por mi cuenta unos meses, y si bien no pude aprovechar para estudiar en mi primer mitad, ahora me compré los 28 tomos de mi manga favorito y trato de estudiar lo más posible, además voy a comenzar a ir a las clases organizadas por el City Hall de Miki, donde estoy ahora.

¿Lo recomendaría?

Japón experiencia working holiday

Está claro que ésta es mi experiencia y sólo mía, pero también está bueno que se animen. Me llegan consultas todo el tiempo y a muchos les pasa como a mí, que nunca salieron del país en su vida y por eso tienen miedo o les da no sé qué, pero sinceramente, todos deberían darle para adelante y dejar esos miedos atrás, muchas cosas lindas los esperan acá.

¿Quieren saber algo loco que me pasó? Había recién bajado del bus (comenzaba a oscurecer) y no encontraba el camino para llegar al hotel de Fujinomiya así que le consulté a una chica, le mostré la ubicación y me dijo “hace frío, está oscureciendo, estás sola, mejor vamos juntas, te llevo en el auto” y así fue. Me dejó en la puerta del hotel, increíble, pero totalmente cierto!

Espero que les sirva 🤓!

Andrea.

Working Holiday Japón por Andre [experiencia]
5 (100%) 2 votes

Te querés ir a Japón, te dejamos todos nuestros artículos en:

JAPÓN: La Guía Maestra

seguros de viaje working holiday japon
seguros de viaje working holiday japon

 


Deja un comentario