extensión working holiday Australia

Si se fueron a Australia y realmente les gustó la experiencia de trabajar y viajar por el país, pero un año no les alcanzó, pueden extender su visa Working Holiday Australia por 1 año mas!!! Si si, pueden duplicar el tiempo de visa, y vivir la experiencia al máximo!

Ya sea que estén con la visa Working Holiday Australia 417 (pasaporte italiano por ej.) o la Work and Holiday 462 (para argentinos, chilenos, uruguayos, etc.) pueden extenderla si cumplen con ciertos requisitos que están explicados en los artículos que están en la sección “Extender la visa” de la Guía Maestra sobre Australia.

Esta es la historia de Day (visa working holiday 462) y Lurdes (visa working holiday 417) que antes de que se termine su primer año de visa, decidieron aplicar a sus respectivas extensiones y se fueron a trabajar al norte del trópico a una “farm” (granja, campo, como le quieran llamar!).

Day y Lurdes en la vendimia

extensión visa working holiday Australia

Hola, somos Day y Lurdes! Para obtener el segundo año de visa en Australia, tienen que cumplir con algunos requisitos y una de las opciones es trabajar 88 días (o 3 meses) en la recolección de frutas al norte del Trópico de Capricornio (explicado en detalle en la Guía Maestra sobre Australia). Sonaba eterno y cansador, pero nos hizo vivir la experiencia más australiana con la que soñábamos!!!

Llegamos a Australia en mayo 2017, mi amiga con la visa Working Holiday Australia 417 y con yo con la visa Working Holiday Australia 462. Nuestro plan desde un principio era escapar del invierno y a su vez hacer trabajo en el campo así ya nos olvidábamos de tener que trabajar para poder realizar la extensión por un año más.

Así que paseamos dos semanas en Sydney y volamos a Cairns, shuttle directo a Port Douglas con la idea de trabajar allí. Cuando llegamos al pueblito, era prácticamente una comunidad argentina/chilena. Los australianos iban a aprender a hablar más español que lo que nosotras íbamos a practicar inglés. A su vez, había más oferta que demanda de trabajo. Todo hospitality (mucho para la cocina o housekeeping) pero los que ya estaban trabajando tenían dos trabajos como para tener una cantidad de horas rentable.

A mí me servía hospitality (está sólo disponible para extender con la Working Holiday 462 pero no con la 417), pero a mi amiga no y tampoco era que ella iba a ahorrar como para que valiera la pena. No quería que se fuera a una farm sola así que tomamos una decisión: hacer las dos la farm al norte del trópico para que nos sirviera a las dos.

Empezamos a escribir emails y a hacer llamados a un montón de farms o working hostels, pero todo era “dentro de las próximas semanas”. Por eso a cada recién llegado que me encuentro le digo que no se deje justo solo tres meses del final de la visa porque no es tan rápido encontrar farmwork con buenas condiciones de trabajo y jefes buenas personas, por sobre todo.

Buscando Farm

extensión 462, 417 Australia

El día que decidimos irnos de Port Douglas a Cairns, me escribe un amigo que se había quedado en el hotel donde nosotras nos alojábamos avisandonos que una persona había ido a pegar vacantes para trabajar en el campo. Mi amigo me pasó el teléfono y lo llamamos sin dudarlo.

Nos ofrecía alojamiento y comida a cambio de ayuda en un café hasta que arrancara la temporada de limas y además nos prestaba el auto para ir a trabajar a la farm. Too good to be true.

Antes de tirarnos a la pileta, alquilamos un auto y fuimos a conocer primero la zona y al señor que nos había ofrecido el trabajo. Nos llevó a hablar con el farmer y nos dijo que íbamos a empezar en dos semanas porque las limas estaban chicas y el precio del mercado no era bueno.

Así que esa misma semana nos mudamos al pueblito de Dimbulah, donde no había jóvenes y nuestros mejores amigos tenían 52 años o más. Un pueblo de 1400 habitantes contando los del campo. Y ahí si que el oído se tuvo que sintonizar con el típico acento australiano de un farmer de Queensland: HAWAYA? (how are ya?).

Farm en Dimbulah

extensión 462

En la farm, era todo muy legal en cuanto a los breaks, las medidas de seguridad y el pago. Típico de Australia. Trabajamos de lunes a viernes (excepcionalmente sábado y domingo) en promedio 6 u 7 horas por día, nunca más de eso. Nos pagaban el mínimo por hora AUD 22.86 before taxes más la superannuation.

Trabajamos en una plantación de limas. Sí, tres meses juntando y empacando limas. Cuando me preguntan si no es aburrido hacer todos los días lo mismo (ni hablar de los “¿por qué no estás trabajando en la traducción?”), puedo pasar de loca diciendo que cada árbol es único ja! Se vuelve una odisea encontrar esa lima que tenga el tamaño exacto mientras esquivas hojas y ramas con espinas a contraluz del sol que las camuflan.

La estancia no es tan grande, así que había días o semanas que no hacía falta trabajar, pero aún así se las arreglaban para darnos trabajo, comprometidos para que cumplamos nuestro requisito con la visa. Cuando el sol pegaba fuerte en el trópico, y habíamos tenido un día muy productivo, Dally (nuestro jefe) llegaba y decía “Beer time!”. Y ya sabíamos que teníamos que volver al galpón para agarrar una cerveza de cortesía de la heladera.

Nuestros jefes, una pareja de 40 años con un bebé de casi 1 año, siempre con un “thank you” por cada tarea que hacíamos, construimos una base de confianza que nos dejaban trabajar sin supervisión y con la música a todo volumen de la lista de canciones con el celular del jefe que se iba y nos lo dejaba.

Podíamos elegir cuándo tomarnos el descanso y no hacía falta que nos dijeran que ya teníamos que volver a trabajar. Nos dejaban solas, manejando su tractor, cuadriciclo o auto. Había días que nos preguntaban si queríamos cortar o seguir trabajando. Y cuando con tiempo avisábamos sobre algún plan, nunca tuvieron problema para dejarnos salir antes o tomarnos el día.

Trabajo extra

En el tiempo que estuvimos trabajando, hubo dos semanas que tenían que frenar para poner líquidos a los árboles, entonces inventaron otras tareas para hacer un par de horas por semana y que cuente como payslip para la visa. Mis jefes me recomendaron con dos amigas de ellos que abrían una panadería en el pueblo y me fui a trabajar esas dos semanas con ellas.

Eran tan copados los jefes que me pagaron un par de horas aunque no haya trabajado como para que tenga payslips consecutivos y después me las descontarían de las horas cuando volví a trabajar con ellos normalmente. Todo para que las chicas de la panadería me pagaran en efectivo y no me descontaran los impuestos. Porque si no hasta me habían ofrecido transferirse entre ellos la plata para mí! Mas no podía pedir!!!

14 semanas en Dimbulah, Queensland

extensión vosa working holiday Australia

Y así se cumplieron las 14 semanas, que eran suficiente para los 88 días que necesitabamos, que nos dejaron además buenos ahorros para estar el próximo mes y medio de vacaciones 😉 . Podemos decir que somos afortunadas en cuanto la experiencia, porque no siempre se leen de las buenas!!.

Se terminaron por un tiempo las alarmas sincronizadas a las 5 a.m o 6 a.m., los “buenos días” sin energías y los 5 minutos de silencio de la casa al trabajo, en auto, medio dormidos, mirando la luna que todavía no se había escondido o la neblina en los valles.

¡Lo logramos!

Les dejamos unas fotos de nuestra hermosa estadía en Dimbulah:

extensión visa working holiday Australia

Y para ir cerrando esta historia, les contamos que  todavía no aplicamos a la extensión porque ninguna de las dos va a hacer los dos años consecutivos. Nuestro primer año termina en mayo 2018. Escaparemos para una temporada de verano en Europa para volver a fin de año al verano de Australia.

The Limehoods (Day y Lurdes)

Esta fue la la experiencia de dos chicas que se animaron a salir de su zona de confort, incluso aún mas para poder extender la visa por 1 año mas! Pero que gracias a haberse animado tuvieron recompensa, y vivieron una experiencia única, inmersas aún mas en la cultura australiana.

Te querés ir a Australia, te dejamos todos nuestros artículos en:

AUSTRALIA: La Guía Maestra


Deja un comentario

2 thoughts on “Day y Lurdes trabajando en el campo australiano para extender su visa