viaje por nueva zelanda

Año a año, son mas y mas las personas que quieren aplicar a la visa de Nueva Zelanda, para irse 1 año a trabajar y viajar por tierras kiwis, y ponerle un poco de condimento a sus vidas. Y así como hay personas a la que les sale todo bárbaro, ahorran el dinero que necesitan, aplican a la visa, compran el pasaje, y se van. Hay otras a las que quizás no se les dio todo como esperaban, y tuvieron que pasar por momentos para nada agradables. Pero, que de ninguna manera iban a dejar que les roben su sueño asi de un día para el otro.

Esta es la histora de Danilo, un chico como ustedes, que cuando estaba a punto de partir a Nueva Zelanda, le ocurrió lo que menos se hubiera esperado.

Yo me enteré de esta historia, porque Danilo nos compró el seguro de viaje (consultanos por el tuyo!), y por esto mismo, siempre con muchos quedamos en contacto, y si podemos, siempre los ayudamos en lo que esté a nuestro alcance.

Todo esto lo publico ahora, después de que Danilo me escribiera este mail, y me enviara su propia versión de los hechos, a modo de descargo, y para que vean que cuando se quiere, se puede!!!

Mail de Danilo

Hola Berna, como estás? Hace rato te quería escribir pero por una cosa u la otra no lo hacia.

Te cuento que el 01/09 voy a cumplir 5 meses acá en Nueva Zelanda, la verdad que se me está pasando muyyyyy rápido. Es una experiencia única, tal como lo describís en yomeanimoyvos.com!

Sólo te quería agradecer por tu predisposición, solidaridad y palabras de aliento que tuviste conmigo. Me acuerdo que estabas en Perú y nos mandamos mensajes de voz para ver como resolvía ese tema, ese DESASTRE!

Hoy es algo que quedó en el pasado, pero en ese momento casi me parte al medio, tenía todo todo totalmente organizado, y de pronto, ocurrió de la nada, no me lo hubiera esperado nunca. Gracias a Dios pude resolver todo y llegar a Auckland, 5 dias mas tarde, después de haber perdido el vuelo.

De las experiencias malas también se aprende. En el adjunto va un texto que escribí viajando para acá, tal vez suene un poco dramático pero eso me pasaba por la cabeza en ese momento.

Berna, simplemente, muchas gracias por hacer lo que haces, ayudas a mucha gente a vivir una hermosa experiencia!!!

Un abrazo grande
Danilo

Estas son las cosas, por las que creo que por largo tiempo, y espero que de por vida, pueda seguir trabajando con esta web, y motivando a la gente a que se animen a viajar. Mails como este que recibí de Danilo, y de tantos de ustedes, es algo que no tiene precio, siempre lo digo y no me voy a cansar de decirlo, miles y miles de gracias!!!

Pero volviendo a esta historia, la verdad que si bien yo lo había ayudado con todo esto, hoy en día, casi 6 meses después de no haber tenido noticias, no sabía si realmente se había podido ir o no, y enterarme de esto, me puso mas que contento!!! Mas aún después de lo que había ocurrido que, ustedes aún no saben, y por eso mismo, les dejo la historia completa de lo que realmente sucedió.

Te querés ir a Nueva Zelanda, te dejamos todos nuestros artículos en:

NUEVA ZELANDA: La Guía Maestra

Danilo hacia Nueva Zelanda: La Historia Completa

En 2008 dejé mi casa para ir a estudiar a Buenos Aires, desde entonces siempre soñé con viajar a otro país como experiencia de vida, fuera a trabajar o estudiar.

En Diciembre de 2014 terminé mis estudios y mi sueño se veía cercano. Mi hermano, Juanfra, se había ido hacía un año aproximadamente a Nueva Zelanda, por lo que ese destino me atraía mucho.

Luego de unas semanas de recibido, tomé la decisión de viajar, seguir el mismo camino que mi hermano. La decisión no fue nada fácil, irse no es fácil, “dejar” a tus seres queridos no es fácil, salir de tu zona de confort no es fácil, pero se puede.

Empecé con todos los preparativos para poder viajar y permanecer en Nueva Zelanda por un año. Esto me llevó mucho tiempo, llamadas, mails, viajes, corridas y algún que otro dolor de cabeza, pero de a poquito todo se iba dando. Y también tuve la suerte de conseguir la Working Holiday Visa, así que tenía todo!!!

Toda la documentación estaba lista, estudios médicos, seguro de viaje, pasaje y otros “papeles”. Tenía vuelo para el Jueves 26 de marzo de 2015 a las 19:10hs desde Ezeiza a Santiago de Chile y de ahí a Auckland con 2 horas de espera entre vuelo y vuelo, era perfecto!

La fecha se acercaba y la ansiedad crecía proporcionalmente, al igual que mi felicidad de poder hacer lo que tanto deseaba y reencontrarme con mi hermano, al cual no veía hacia un año.

Mis padres y hermana viajaron a Buenos Aires unos días antes para pasar algunos días juntos, ayudarme con los últimos preparativos y acompañarme al aeropuerto para así despedirme. Me acuerdo la cena que tuvimos la noche antes de viajar, que lindo la pasamos, como los disfrute!

Llegó en gran día, me iba a Nueva Zelanda

El día tan esperado llegó, cargamos todos en el auto y partimos con destino Ezeiza (el aeropuerto), con muchas esperanzas y ganas de comenzar esta aventura. Camino hacia allá, a unos 15 kilometros de llegar a destino, decidimos frenar en una estación de servicio a tomar algo ya que veníamos con tiempo de sobra. En el ambiente se respiraba algo lindo, tal vez me pasaba a mi solo, pero creo que todos estábamos muy felices. Me acuerdo que nos comunicamos con Juanfra (que estaba en Nueva Zelanda) por notas de voz y nos reíamos porque no podíamos creer de estar a horas de vernos después de un año. Él también estaba muy ansioso por nuestro reencuentro.

Lo menos esperado estaba por pasar

Estuvimos unos 20 minutos en la YPF y volvimos al auto para seguir nuestro camino. Fue en ese momento cuando, de un segundo para el otro, cambio todo, en un abrir y cerrar de ojos, sentí como si el mundo se hubiera dado vuelta y nosotros quedado patas para arriba. Una de las ventanillas del auto estaba destruida, vidrios rotos por todos lados, mis ojos no podían creer lo que estaban viendo.

Nos habían robado, entre las cosas que faltaban estaba mi mochila, mis documentos, mi visa, pasaje, seguro, todo mi viaje estaba en esa mochila. Se me derrumbó el mundo, como también a mi familia, no lo podía entender, no lo creía, no lo veía, no me entraba en la cabeza, me quede inmóvil.

Me llené de odio e impotencia, 4 meses de planificación para que todo salga bien y que en un minuto te lo destruyan. Ninguno podía creer lo que estábamos viviendo, creo que los 4 nos preguntábamos, para uno mismo, ¿nos merecemos que nos pase algo así?, creí estar teniendo una pesadilla. No solo nos robaron los documentos, sino que también otras cosas que no vienen al caso, pero de gran valor afectivo.

Después de un tiempo más ahí, hablando con personal del lugar, vimos las cámaras de seguridad, parecía ser un auto de color blanco el que freno al lado del nuestro. El enojo e impotencia se duplicaron al ver como tan tranquilos nos rompían todo y se llevaban nuestras pertenencias.

Lo pasado pisado

Pero bueno, basta de lamentarse. Ahora que hacer? Para donde salir? Por dónde empezar? Fuimos a Ezeiza, no me acuerdo absolutamente nada hasta llegar ahí, que hablamos, que dijimos, la tristeza me desbordaba. Y acá comenzó otra etapa, había que dejar lo sucedido atrás para enfocarnos en lo que viniera. No sabía si iba a poder viajar ese día, esa semana o ese mes. Estuvimos unas 4 horas a las corridas, denuncia del robo, llamadas, nuevos tramites, nuevos documentos, cambio de pasaje, mucha mucha mucha incertidumbre por como seguirían las cosas, la cabeza me estaba por explotar!!!

Esa noche en casa nadie pudo dormir, a las 7 am del viernes estábamos parados frente al consulado italiano para tramitar el nuevo pasaporte, esto no era todo lo que faltaba hacer pero si era un gran paso. La primer respuesta que recibimos es “NO”, creo que es la respuesta más fácil, más rápida, mas practica y por eso la utilizan tan a menudo. Si no conseguía el nuevo pasaporte italiano debería cambiar nuevamente el pasaje (no se para cuando) y pagar una nueva multa. Sumado a todo esto, Juanfra (mi hermano) en 15 días se iba de Nueva Zelanda porque ya tenía todo organizado hacia tiempo, y no iba a volver a verlo hasta dentro de dos años.

Conocimos a una gran persona, Nahuel, el cual había estado en Nueva Zelanda hacia unos meses y nos dio muchas fuerzas.

Conseguir el pasaporte italiano de nuevo

Recibimos unas 20 respuestas distintas, en aproximadamente 7 horas de estar parados en la puerta del consulado italiano, viendo todas nuestras posibilidades las cuales se iban acabando. No quedaba nadie, ya se habían ido todos, todos habían resuelto sus cosas. Fue así que, alrededor de las 14:45 gracias a Dios y con la ayuda de muchas personas que en verdad se movieron (Androsio, Roberto, Stefano, etc.), pudimos conseguir hacer el pasaporte, no podíamos creerlo, parecía que habíamos ganado la copa del mundo, la alegría nos empezaba a rodear nuevamente, nos abrazamos fuerte como una forma de desahogo. Nunca me voy a olvidar ese abrazo!!!

Cambiar el número de pasaporte de la Working Holiday

Las cosas no terminaban ahí, una vez conseguido eso nos enfrentábamos a otro problema, en la Working Holiday Visa figuraba el numero de pasaporte robado, teníamos que hacer que nos cambien por el numero de pasaporte nuevo, ya que sino no podría entrar a NZ, o si pero como turista, o no y tener que llegar a NZ, tomarme el primer vuelo a Australia y resolver todo desde ahí, no estaba claro, la incertidumbre seguía. Esto se tenía que resolver por medio de inmigración de Nueva Zelanda, era sábado y no muy fácil comunicarse o que alguien te conteste un mail. Luego de varios llamados, mensajes y más llamadas no conseguimos nada concreto. Nuestra cabeza seguía a mil por el hecho de que podía salir de Argentina pero no era seguro que me dejaran entrar en Nueva Zelanda.

Domingo 29, lunes en Nueva Zelanda, Juanfra fue a inmigración con toda la “evidencia” posible de lo que nos había pasado para poder justificar todo con documentos escritos y no solo con palabras.

Después de varias idas y vueltas recibimos una buena noticia, Juanfra nos informo que iba a poder entrar al país tranquilamente y en unos 5 días ir a inmigración para recibir la nueva Visa Working Holiday con el número de pasaporte correcto.

Hoy, Lunes 30, estoy en Santiago de Chile esperando abordar el avión que me llevará a Auckland donde me espera mi hermano, algunos días más tarde que lo planeado, después de algunas corridas y demás, pero acá estoy!

¿Y por qué quería contarles esto?

Primero para que se cuiden, para que nos cuidemos, podes estar en un lugar que te parezca muy seguro y que en realidad no sea tan así, a abrir los ojos!

Segundo porque, a pesar de la pesadilla que vivimos, los feos momentos que pasamos, la tristeza, el estrés, etc. Tuvimos la fuerza necesaria para no bajar los brazos, NUNCA. Cuando uno sentía que no podía, miraba para el costado y siempre estaba el otro para darle animo, ayudarlo, contenerlo, darle fuerzas!

No quiero exagerar ni nada con esto pero vivir esta fea experiencia me ayudo a darme cuenta de muchas cosas que antes pasaba por alto, muchas! Aprendí muchísimo de mis hermanos, de mis padres, aprendí mucho como persona.

Queda todo muy resumido pero creo que el mensaje es claro.

Si bien no se trata de un tema de vida o muerte, de salud o de algún problema grave, lo que quiero dejar como mensaje es que si tenés un objetivo claro, si deseas verdaderamente algo, por más que te castiguen, te pongan palos en la rueda, te cierren muchas puertas, seguí intentando, se perseverante, sacrifícate, no bajes los brazos que de a poquito vas a volver a ver luz en el camino.

viaje por nueva zelanda

NO TE RINDAS porque esa es la opción mas fácil.

La unión de la familia, amigos y demás personas son clave en esos momentos críticos, por lo menos para mí. Como ahora, mi amigo Nahuel, que se acercó a darnos una mano, unas palabras, un pequeño gesto, que en ese momento para el otro significa muchísimo.

Todos hicimos fuerza para el mismo lado, si uno se cansaba lo ayudábamos a seguir, remamos contra corriente pero todos juntos, unidos.

Los dejo con lo que me dijo una persona que quiero mucho, “en la vida te van a pegar duro, lo importante es no bajarse del cuadrilátero”.

Me voy porque tengo que subir al avión, abrazo fuerte.

Danilo M.viaje por nueva zelanda

viaje por nueva zelanda

Te querés ir a Nueva Zelanda, te dejamos todos nuestros artículos en:

NUEVA ZELANDA: La Guía Maestra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “Danilo hacia Nueva Zelanda: un sueño no se roba fácilmente

  1. Que feo encontrarte en esa situación y qué gratificante es terminar logrando el objetivo. Uno siempre dice “por algo pasan las cosas” pero hasta que no entendemos el mensaje final no vemos el todo.

    Gracias Berna y a Danilo por haber contado esta historia.

    Saludos!