Hace poco tiempo una persona me enviaba un mail, y me comentaba que había tenido un problema en particular a la hora de establecerse, y obtener su visa en Nueva Zelanda, y que quería compartirla porque le podía llegar a ser útil a alguien mas. Como siempre, yo estoy muy abierto a que la gente me envié historias, y de hecho me alegra que todos compartan sus cosas, para que todos tengan mas puntos de vista, así que la empecé leer.

Pero la historia que iba a recibir, no era una historia mas, y si bien estaba relacionada con Nueva Zelanda, no hablaba precisamente de viajar. En principio, a medida que la iba leyendo, tampoco parecía ser una historia que iba terminar bien. Me tomé el tiempo de leerla completa y en detenimiento, y me conmovió mucho.

Esta es la historia de Juan, una historia de mucho corajelucha y perserverancia, en un país donde podemos ver que hay oportunidades para todos, y que si realmente querés algo, por mas trabas que te pongan, si no te dás por vencido fácilmente, muy probable que lo termines consiguiendo. Una vez mas, la historia nos demuestra que “Lo imposible está en la mente de los cómodos“. No les voy a adelantar mucho mas, les dejo la historia a continuación, para que ustedes mismos la lean.

Y así empieza esta historia, todos los nombres en la misma son ficticios para proteger la privacidad de las personas.

La historia de Juan

Hola Berna,

Mirá, la idea surgió un poco en el último período laboral mío en Argentina. Trabajaba en Argentina como cualquier ciudadano y como nuestra economia siempre fue inestable, de una día para otro pase de trabajar un 100×100 a trabajar a 25% o sea me quería matar. Fue cuando se me prendió la lamparita y me dije ! que puedo hacer con mis ahorros? Hacia donde me gustaría irme y vivir una experiencia, enseguida comencé a chusmear pasajes a Europa y luego terminé en Oceanía.

Sabía que Nueva Zelanda era una muy buena oportunidad para los argentinos, entonces comencé a ver el tema de las VISAS y fue ahí donde conocí tu página, navegando por la web!!!.

Embaladísimo, traté de aplicar para la Working Holidays pero ya sobrepasaba la edad … así que no me importó y pensé, me mando igual que seguro algo iré a encontrar (como todo aventurero), me armé la valija, ticket en mano y partí hacia Nueva Zelanda.

Para todo esto, y desde un mes antes que llegue a Nueva Zelanda, me había hecho todos los análisis médicos, rayos, placas, etc etc, pero por un asunto personal, mas allá de saber que padezco HIV Positivo Sano. Jamás, pero te juro JAMÁS pensé que “esto” iba a ser un problema. Por ahí, descuido por parte mía de no haberme asesorado mejor, de no leer puntualmente las condiciones para la aplicación de las visas. Al final de cuentas caí a este bendito país, y entré sin ningún problema!!!.

Llegué a Auckland y me quede 2 semanas como de vacaciones, luego partí a Wellington donde ahí me iba a alojar una pareja por otras dos semanas hasta que consiguiera un trabajo. Hete aquí que no sabía que sería tan difícil para alguien sin visa working holiday, ni ninguna otra ( estudiante, work permite, etc ), mas que una visa de turista en Wellington. Caminé y dejé CV en cuanto negocio, restaurante había y nada, tenía la esperanza de que me llamaran de un restaurant, pero para trabajar sin visa y en negro, y eso era medio jodido.

En fin, las vueltas de la vida me llevaron a conocer en Wellington, a un chico venezolano que BINGO!, que trabajaba para Immigraciones, residente en pareja con un kiwi hace mas de 10 años. Este me dijo, querido Juan, si querés una VISA tenés q hablar conmigo….WTF dije ?. Ni lerdo ni perezoso me fui a tomar unas cervezas con Lucas ( venezolano ) y me comentó como era un poco la mano. O sea, no es que me dió una visa, si no que empezó a revisar su celular y me presentó por medio de su teléfono a Hernán ( hoy amigo y excelente persona ), quien vive en Queenstown y me dijo:

 HOLA NENE, QUE BUSCAS ? que querés ? querés trabajar ? te importaría limpiar baños por ejemplo por una visa?. A lo que le respondí POR SUPUESTO QUE NO ME IMPORTARÍA!!!.

– OK venite ya mismo para acá que dentro de poco arranca la temporada y vas a poder conseguir trabajo. Acá te pueden sponsorear ( ayudarte a obtener una visa ) y te dan una visa porque no hay kiwis ( personas de Nueva Zelanda ) que quieran vivir y trabajar acá.

Así que a los 2 días ya estaba en Queenstown. Apenas llegué me enamoré de este flashero lugar y automáticamente conseguí una casa donde vivían sus amigas dos argentinas y una alemana.

A mediados de octubre, arranqué a patear toda Queenstown en busca de trabajoMe llevó un mes y medio conseguir trabajo. Finalmente tuve una oferta laboral aqui mismo y las acepte. Acepté las condiciones y ellos fueron mi sponsor, mis amigos aquí me dijeron que podía ir adelantando con los medicals ( tramites médicos  para la visa ), así ya cuando este listo el contrato, medicals en mano presentaba la aplicación en inmigración y listo!, me daban la visa en menos de una semana.

Perfecto, viendo en detalle la aplicación de inmigración, en los medicals veo que el primer punto a analizar era HIV : pos/ neg. Ahí Berna, te juro que creí que me moría, me sentí aterrorizadofracasado, solo, uffff miles de sensaciones en la cabeza que lo único que en mi mente decía era, YO A ARGENTINA NO QUIERO VOLVERME !!!!!! uffffff QUE HAGOOO????.

Fue durísimo ese momento ya que debía ser franco con mis flatmates y con Hernán, y no me quedaba otra que contarles mi real realidad. PUM “Baldazo de agua helada” los chicos jamás habían escuchado de nadie que tuviera esa experiencia ni nada, así que no me podían ayudar. Yo no sabía con quien hablar, no sabía si alguien había pasado por esto y como les había ido. En fin, fue muy muy duro todo ese período.

Gracias a Dios que tengo a estos seres maravillosos conmigo,  me comprendieron, me entendieron y me dijeron: “no te preocupes que vamos a aplicar igual y te vamos a ayudar a escribir una carta junto con la aplicación de la Visa”.

Mis Roomates que por suerte  hablaban perfecto el idioma y sabían mucho acerca de estos asuntos formales, pedidos, etc etc etc. Hicimos una carta contándoles a inmigración que era portador de HIV y que sabiendo mi estado de salud era bueno, me gustaría tener la oportunidad de poder tener una experiencia laboral en este país.

Y fue así que con esta, carta de petición llamémosle, días siguientes fui a hacerme los medicals y todo. A la semana debía ir a verlo al doctor de inmigración para saber de mis resultados. Por suerte Euge me acompaño como interprete ya que mi inglés era muy básico. En fin, charlas de acá, charlas de allá, el médico le dice a Euge : “Mirá, no se si él lo sabe pero su análisis de HIV dieron positivo y además de tener HIV dió positivo también otra enfermedad“, a lo que le respondió: “si si claro hace 3 años que lo padece pero su estado de salud es excelente, a lo otro no se si lo sabe, pero bueno, como seguimos con este asunto?.

Le dije que le dijera eso, porque hace 3 años y un poco mas que me detectaron HIV pero soy un enfermo sano. O sea que mi carga viral en sangre es demasiado baja y no es necesario medicar, ya que mi salud es muy buena y no lo necesito !!!. En cuanto a la otra enfermedad, no sabía que lo tenía. Me dijeron que me iban a tratar con inyecciones y que luego inmigraciones me iba a pedir mas estudios. Este período duró un mes casi, con pastillas y inyecciones de por medio ( garronazo!!! ).

Apliqué alrededor de el 15 de diciembre, y justo me tocaron todos los public holidays ( feriados ) de Christmas y New Year. Después de una semana de aplicar, mi asesora de inmigración, o mejor dicho, el contacto que llevaría mi caso, me respondió con una carta que decía: “Hemos recibido tu aplicación y por lo tanto, sabiendo de tu situación, deberías rehacerte los análisis de sangre, ademas de presentar una carta detallada de infectología, informándonos acerca de tu condición y carga viral, y si sería algo a medicar o no”. Me dieron un dead line ( fecha límite ) con fechas para volver con los análisis nuevamente.

Al día siguiente volví a sacarme sangre y esa sangre se iba a Dunedin, a ser analizada. A la semana volví con mis análisis, que decían “EL ESTADO DE SALUD DE MI PACIENTE ES SANO Y DE ACUERDO A LOS STANDARS DE SALUD DE NUEVA ZELANDA, NO ES NECESARIO MEDICAR NI AHORA NI POR MUCHISIMO TIEMPO”.

Por segunda vez, regrese a inmigración, y les dejé la carta de mi infectóloga y los resultados de mi sangre y cantidad viral. Nuevamente una carta de respuesta: “YA HEMOS RECIBIDO TUS ANALISIS, ESTOS SERAN CHEQUEADOS POR EL MEDICO CENTRAL DE INMIGRACION DE NUEVA ZELANDA Y LUEGO TE MANTENDREMOS INFORMADOS EN EL CASO DE QUE NECESITEMOS MAS DATOS”.

Espero casi 20 días mas, estaba muy preocupado porque mi empleador me enviaba mensajes preguntando: “y? que pasa con la visa ? por qué se demoran tanto?”, y yo no sabía que responderle, porque me daba pánico el hecho de pensar que ellos supieran. A lo que le respondía: “tuve que rehacerme los medicals porque me dieron unos resultados mal”.

En fin, pasado esos 20 dias, a todo esto, casi 1 mes y medio desde la aplicación aprox., se me ocurrió ir a inmigración directamente para saber si ya tenían alguna novedad y me dijeron: “Ahh, justo viniste que hay una carta para vos que debería salir hoy mismo de aquí…..SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII dijeME APROBARON…..temblé como una hoja, abro y decía:“POR FAVOR NECESITARIAMOS QUE TE HAGAS NUEVAMENTE LOS ANALISIS DE SANGRE Y CARGA VIRAL y de acuerdo a eso podremos tomar una decisión mucho mas rápida. Caso contrario la vamos a tomar igual pero nos llevara mas tiempo”. NAHHHHHHHHHHHHH dije !!!! Otra vez, extracción de sangre, otra vez NZD 255 a gastar nuevamente por estos análisis,  no lo podía creer !!! ya llevaba gastado como NZD 1500 en todo este tema.

Directamente me fui con mis amigos a Dunedin  a verla en persona a mi infectóloga y me dijo “Sinceramente no lo puedo creer” lo que vamos a hacer es una carta mas detallada de vos y vamos a adjuntarle tus análisis que es mas….TU CARGA VIRAL bajo un poco mas, o sea que si eras sano, ahora sos un poco MAS SANO AUN…My god !!!!!!.

A los 4 dias volví nuevamente con mis papeles, mi último análisis de sangre, y la carta mas detallada de mi infectóloga y se los deje nuevamente. A los 2 días me enviaron un email diciendo: “Hemos enviado tus resultados al médico central de inmigración y la decisión nos llevara de 3 a 4 semanas“. No lo podía creer!!!, hacía casi 2 meses y medio que seguía con este asunto y estaba a punto de perder la oferta de trabajo, ya que en el hotel me pedían que comenzara cuanto antes. Mi jefe no me podía esperar mas, me dijo: “mirá Juán, si para mediados de febrero no te dan la visa, sorry pero desistiré de tu contrato y tomaré a otra persona”. Dios, lo único que me quedaba era rezar y esperar un milagro….

Hasta que el 13 de febrero de este año ( 2013 ), me aprobaron el WORK PERMIT ( la visa ) por el termino de 6 meses. Luego de casi 2 meses y medio y un poco mas, los análisis de HIV estaban OK y la otra enfermedad al ser tratada con antibióticos me dio que ya estaba curada.

Volví a nacer te juro, para mi fue muy duro todo ese proceso, no te lo puedo explicar, pero sufrí muchísimo durante todo el proceso, fue horrible!!!. Así que sería bueno si te pudieras dar a conocer todo esto, para que al menos si alguien esta pasando por lo mismo, o bien si es portador de HIV, y tiene ganas de venir para Nueva Zelanda, que sepan que se puede en tanto y en cuanto cumplan con estos requisitos, no?.

Eso si, hay que tener unos HUEVO DE ACERO para afrontar todo esto y tener paciencia y confianza, ya que no es fácil !!!. Hoy puedo decirte que puedo respirar tranquilo, ya comencé a trabajar, chocho de la vida!!!.  O sea, mas allá de todo esto, sigo eligiendo Nueva Zelanda como segundo país !!!!. Vivo en Queenstown, y la idea es seguir viviendo acá. La calidad de vida de este país es INCREIBLE!!!.

Desde ya te agradezco enormemente el interés puesto, y esta de mas decirte que quedo enteramente a tu disposición o de quien lo necesite , ya sea pregunta, tipos de documento, carta de médicos, lo que sea,  AQUI ESTOY !!!!!

Como diríamos en Argentina….SU CONSULTA NO MOLESTA.

Abrazo grande!!!.

Juan.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

23 thoughts on “La historia de Juan: “Persevera y triunfarás”

  1. Hola Juan, crei que se me habian cerrados las puertas pero con tu historia,me da una motivación, estoy en tratamiento hace un año y quiero seguir con el tratamiento para mantenerlo controlado. Ya que mi estado es bueno. A que hospitales hay que recurrir o que cobertura medica hay que ver para seguir con el tramiento?

  2. Hola Juan ! Leí hace mucho tu historia y hoy por suerte la vuelvo a encontrar… me gustaría mucho poder tener contacto com vos, para sacarme algunas dudas… espero te llegue este mensaje! Un abrazo

  3. Hola, como estas ?? Muy buena nota y muy buen aporte. Habría alguna posibilidad de ponerme en contacto con Juan. Estoy tratando de tramitar una visa permanente y soy VIH positivo. Saludos y muchas gracias !

  4. Hola Juan. Muy inspirador tu historia. Me encantaría conocerte. Yo también soy positivo y en estos momentos en Nueva Zelanda y me encantaría saber más de ti. (Si en la web me pudiesen facilitar su contacto se los agradería mucho, por cierto aprovecho de agradecer tu espacio y todo lo que compartes).

  5. Hola juan, agradezco que hayas compartido tu historia! Sos un valiente, me encantaría contactarme contigo, estaria en la misma situación y quiero viajar para Nueva Zelanda! Saludos

    1. Hola me conmovió mucho tu historia soy portador de VIH estoy en tratamiento y estoy muy bien y estoy con ganas de ir a nueva Zelanda que concejos me podés dar?