Primero, no es que me sienta así taaaaaan importante, como para pensar que a todos les interesa saber por que volví, pero si, muuuuuchos me han preguntado esto, muchas veces, y hasta me lo siguen preguntando por mail, en los comentarios y demás. Por eso es que estoy escribiendo esta entrada, para que no piensen que hay algo oculto, ni nada malo a estar de viaje, ni mucho menos con Nueva Zelanda, Australia o el Sudeste Asiático.

Muchos, incluso antes de volverme, me escribían mails preguntando acerca del viaje, y me decían cosas al estilo “estás loco volver a Argentina, esto es un desastre”, “te vas a quedar en Argentina hasta que te entren a tu casa y te apunten con una pistola a toda tu flia, y ahí vas a volver a Australia” (de verdad me han dicho esto!!!), y 1000 cosas mas, que ni se imaginan ja! En parte algunos tenían algo de razón, en parte algunos ya estaban con mucha bronca hacia el país (por los malos momentos que tuvieron) y por ahí solo veían la parte mala y fea de Argentina. De hecho, recuerdo haber respondido en mas de un mail, que me volvía, y que no quería escuchar nada acerca de que Argentina estaba todo mal, y que para que me iba a volver ja!

En fin, por qué me volví? y lo quiero decir porque quizás pensaran, que tiene de malo Australia o Nueva Zelanda? la gente es mala ? hay algo malo que no les estoy contando? hay muchos tiburones? el sol de Australia es tan malo como dicen? los Maoríes te taclean por la calle y te quiebran un par costillas? los kiwis son cancerígenos? NO NO y NO.

(y si, tenía que poner una foto argentina, no podía ser de otro país! esta la saqué en el dique de Capilla del Monte, en Córdoba).

Que les puedo decir, cada uno vive una experiencia muy particular y única, en este tipo de viajes. Mi idea de viajar comenzó con que estaba aburrido de la rutina de “oficina” (Cómo comenzó todo?). Por eso fue que me fui a Nueva Zelanda, y trabajé de cualquier cosa, para nada relacionado con una oficina, campo, campo ,viñedosmás campo, pero siempre cambiando la fruta!! y cambiando de ciudades ja!. Que pin que pan (como dice un amigo), después de estar 1 año en Nueva Zelanda, termino en Australia, trabajando en una oficina por 6 meses (Conseguí trabajo!!!).

Al fin de esos  6  meses tuve que elegir si aplicar por otra visa ahí en Australia, y seguir trabajando por un par de años, o irme unos 4 meses al Sudeste Asiático como había planeado en un principio. Debo decir que lo pensé un tiempo, pero al final decidí no renovar la visa, y me fuí al viaje por el Sudeste Asiático, para después volver para Navidad a Argentina.

Ahora si de una vez!!! (perdón me fui por las ramas) POR QUE VOLVÍ??? volví porque extrañaba las costumbres, como es la gente acá en Córdoba (en Australia no es que sean mala gente, pero no son ni el 10% de lo cálidos que somos los latinos), reirme con mis amigos que conozco de hace muuuucho tiempo, con quienes compartí mi vida, o la facultad, o simplemente de la vida, y obviamente también mi familia. Extrañaba también poder expresarme en español, como me vine expresando durante todos estos años, y lo que de alguna manera también define mi personalidad, y me permite comunicarme con los demás como yo realmente quiero (y poder meter un chiste cada tanto 😉 ).

Obvio que Argentina está lejos de ser un país del primer mundo (desde mi punto de vista), pero yo la realidad que vivo en Córdoba (más precisamente en Nueva Córdoba) es quizás muy distinta a la que vive alguien en el conurbano bonaerense (digo, por lo que me dicen). En donde vivo me siento seguro, tengo mis amigos y mi familia cerca, puedo ir al depto de ellos, incluso caminando unos pocos minutos. Por suerte también la carrera que elegí estudiar (Ingeniería en Telecomunicaciones), en Córdoba es muy demandada y pagan dentro de todo bien. No digo que me voy a hacer millonario, pero puedo tener una calidad de vida decente, hasta que quiera realmente largarme por mi cuenta.

Quizás a algunos les es fácil dejar las costumbres, los amigos, y todo esto, por una calidad de vida mayor, no fue mi caso. No digo que en unos años quizás no vuelva, ya con el amor de mi vida (si es que la encuentro!!! ja!), y con hijos (quien sabe???), pero hoy en día me gusta ACÁ.

Se aceptan todo tipo de comentarios, esa es mi historia, y la quería compartir con todos ustedes. Bienvenidos también sus historias de por qué se van?, por qué se vuelven?, o por qée se quedan?.

Espero ansioso sus comentarios e historias!!! Compartan che, no sean egoístas, seguro tuviste 30 minutos para mirar el muro del facebook de personas que solo ponen fotitos, no vas a tener 10 min para escribir algo!!! :-).


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

148 thoughts on “Por qué volví a Argentina?

  1. Argentina es hermosa pero solamente tiene un gran problema que no puede resolver y que no resolverá jamas a pesar de ser tan sencillo, el mismo consiste en tomar una determinación que pase por las armas a todos los delincuentes vestidos de políticos que tiene el país y quizás de esa manera podamos lograr hacer que los ciudadanos que la habitan desempeñen sus funciones normal y felizmente y además no tengan ningún motivo para abandonar su patria.

  2. Hola Soy Naty! Que valiente de regresar, pero bueno es una decisión muy personal.
    Hace años que nos queremos ir con mi flia.y la verdad no está costando mucho! No sabemos por dónde empezar (con respecto a los trámites) nuestro lugares favoritos son Italia o España. Que me recomiendan???

  3. Voy a guardar este comentario en un bloc de notas para releerlo cada tanto. Es exactamente lo que pienso del argentino y su asquerosa idiosincrasia. Ya se que no somos todos así (obviamente) pero no puedo evitar sentirme “afuera” de esta sociedad. Pago mis deudas y tengo mis cuentas al día, no tiro basura en ningún lado, jamás pienso en ser mas “vivo” para sacar provecho hasta en cosas mínimas, mi moto tiene todo en regla y uso el casco hasta para hacer dos cuadras (cuando ves gente sin casco y sin patente pasando al lado de los patrulleros y no pasa NADA).
    Me reí mucho con la imagen del tipo tomando tetra y escuchando cumbia con un asado de por medio jajaja. Siempre sentí una repulsión tremenda por eso. Por otro lado (si bien no encontré demasiada información y/u opiniones al respecto), pienso que esa “calidez latina” que tenemos por este lado y por la que muchos están tan orgullosos, es producida por la baja calidad de vida y por el mismo nivel de desorden e irresponsabilidad que tenemos en nuestra sociedad. En una sociedad mas ordenada (donde todo funciona mucho mejor) uno no puede hacer lo que quiere y cuando quiere. La gente es mas responsable, mas educada, y no van a querer que los jodas tomando mates hasta las 2 de la mañana o que les caigas a su casa sin avisar, me explico? Que se yo… quien lo piense de manera mas lógica y tenga la mente abierta va a saber adaptarse a nuevas culturas y hacer amigos sin muchos problemas.
    Hoy tengo 26, y no quiero que pase mas tiempo. No quiero tener nada que signifique “echar raíces” o que me ate a este lugar. Voy a comer arroz, ahorrar lo que pueda, vendo absolutamente lo poco que tengo y a la mierda con este país mediocre!

    1. Hola. la verdad es muy cierto lo que decis, a mi me paso exactamente lo mismo, vivi en España y en un determinado momento tuve que volver, a penas baje del avión me quería volver, uno solo recuerda lo bueno y te queres matar
      gracias a dios pronto vuelvo.

  4. En primer lugar, gracias por la opción de poder dejar un comentario a través de formulario y no de Facebook (me genera desconfianza).

    También valoro que hayas expuesto tu experiencia, que le puede servir a miles o millones que tienen en mente esto.

    Si estuviese en tu lugar, yo también hubiese optado por ir al sudeste asiático en lugar de renovar la visa. Cuantas más cosas uno conoce, mejor, para no tener que suponer nada.

    Me imagino que habrás vuelto a Argentina, para estar con tus amigos y familia un par de meses Y VOLVERTE A IR. Si no, es totalmente ilógico, según mi punto de vista.

    Me parece genial que hayas tomado la decisión de irte a distintos países. Ahora, cuando expones todos los motivos por los cuales te volviste (después de haberte ido por las ramas, lo cual fue muy útil para darle contexto y sentido al asunto), no los comparto en absoluto, salvo por lo de hacer chistes en español cada tanto mientras hablo (pero incluso haría el esfuerzo de aprenderme chistes en inglés).
    Las costumbres de Argentina las detesto. No entiendo qué puede tener de interesante ser un vividor o un irresponsable, que tiene visión cortoplacista y que es hipócrita la mayor parte del tiempo. Que no sabe muy bien qué quiere, y que cuando consigue lo que quiere no le gusta. No va conmigo la imagen del tipo tomando tetra y escuchando cumbia con un asado de por medio.
    Sobre la “calidez” de los latinos…. puede ser, nunca fui a otros países, y es incontable la cantidad de veces que he escuchado eso mismo. Pero supongo que toda persona, en cualquier país, es cálida con sus seres queridos. Yo prefiero ganarme la calidez del otro que disfrutarla por mera costumbre de su gente. Es cierto que somos “besuqueros”, pero yo valoro cuando el beso me lo dan porque realmente le aporté a otra persona, no por simple costumbre del lugar.
    Reírme con mis amigos de siempre para mí NUNCA sería motivo suficiente como para volver a mi país de origen. Para eso están las vacaciones. Y probablemente me podría reír con los nuevos amigos que hice en el otro país.
    Yo también tengo a toda mi familia viviendo en mi misma ciudad, pero mi intención es tenerla lo más lejos posible, en el sentido de que si quiero realizar mi proyecto de vida no puedo atarme al lugar donde ellos vivan. Voy a estar siempre presente cuando lo necesiten. Obviamente el impedimento físico estará, pero estaría a diario en contacto con ellos a través de diversos medios. Si tuviese el dinero para trasladarlos a todos, genial, pero tampoco sé si ellos estarían dispuestos. Lo mejor es que cada uno sea feliz por su cuenta. Lo mismo al revés. No puedo pretender que se queden si eso impide su felicidad.
    Sí, el conurbano bonaerense es difícil. Creo que lo puede llegar a manejar mejor alguien que haya nacido acá. Pero hay que ser hábil para encontrar las personas correctas. Pero sí, se complica un poco.
    Mi profesión JAMÁS me dará el dinero que necesito ni me va a permitir alcanzar lo que quiero. En ciertos puestos estoy más cómodo que en otros, y realmente puedo llegar a disfrutarlo. Pero de ahí a decir que es lo ideal para mí, hay un trecho larguísimo.
    Entiendo tus motivaciones, pero mi situación es distinta a la tuya. Yo estoy tratando de elegir un camino posible y viable en Argentina, para poder irme en un futuro a otro país. Y sé que tengo que ser mucho más perspicaz de lo que he sido hasta ahora, porque yo no quiero construir nada serio acá. Quiero “edificar” algo que pueda ser exportable. Poder decir, “bueno, ya conseguí los recursos que necesito, ya puedo dar el paso”. Y en cierto modo, me llena de tristeza (ahora no estoy triste pero cuando me lo pongo a pensar sí), porque yo creo que al paso que voy lo estaré logrando bien entrados mis 40 o cuando cumpla 50 (tengo 31 años). No me interesa tener hijos, casa, ni nada acá, porque significaría echar raíces donde no quiero. Entonces todo se posterga, todo se alarga, es esperar eternamente por algo que nunca llega… Mi vida se trata de esperar. El sistema de Argentina en todos los aspectos me lleva a esperar. Si quiero hacer tal cosa (la más mínima), tengo que derrumbar un sistema que oprime las libertades individuales. Si te lo ponés a pensar, pasa en todo aspecto de la vida. Lo que pasa que son pocos los que se atreven a soñar en su vida ideal. Para todo hay trabas acá. Decíme un aspecto de la vida cotidiana, y yo te voy a contar qué trabas tengo para resolverlo. Y me vas a decir, “y bueno, pero para hacer eso tendrías que vivir en otro país”. Bueno, eso es lo que quiero. Irme del país, que mis hijos no sean argentinos, y que todos seamos felices y generemos felicidad en otras personas. En definitiva, lo que quiero es ser libre, casi al punto de la omnipotencia. Pero no para sentirme poderoso, sino para poder desplegar todo mi potencial. Nuevamente, quisiera que alguien me dijera “quiero hacer tal cosa” o “este es mi deseo”, y cumplírselo en el menor tiempo posible. Voy a poner un ejemplo. Hoy la ciudad amaneció empapelada con propaganda política. Algunas estaban arrancadas y eso me dio bronca. Todo el mundo tiene derecho a expresarse. Pero sería genial que, en cuestión de una noche, yo pudiese lograr empapelar la ciudad con otra consigna, como fue hecho. No lo haría, porque no es lo que pretendo hacer, pero sí me gustaría tener ese nivel de acción. O sea, poder conseguir todo lo que me proponga, en base a mi esfuerzo y no en base a lo que el sistema me permita o no hacer. No me parece que sea algo imposible de realizar. Yo me siento tanto o más impotente que cuando tenía 12 años, que tenía que preguntarle a mi mamá si podía o no cruzar la vía del tren para ir a hacer los mandados “del otro lado”.
    Este 2019 es año electoral en Argentina. En Neuquén fue reelecto para gobernador el candidato del Movimiento Popular Neuquino. Yo digo: ¿qué proyecto tienen los argentinos para Argentina?. La respuesta más común, incluso sin hacer una sola pregunta, es “tener más plata en el bolsillo”. Esa respuesta es evidente, y hasta es saludable, si me apurás. Pero si nos empezamos a preguntar por qué o para qué queremos tener más plata en el bolsillo, las respuestas que se oyen son tan pero tan…. tan desconectadas de mi visión a largo plazo (que se ha convertido en mi actual presente) que realmente no puedo creer que sean mis compatriotas. Cuando uno es chico sueña con tener una vida de adulto. Pero la gran mayoría de la gente aquí piensa en resolver necesidades básicas, como cuando tienen 5 años de edad. ¿Qué proyecto nacional puedo tener con esas personas? Obviamente conozco personas “con criterio”, pero acá estamos hablando de un 75% de habitantes (número al voleo) que no tienen las cosas claras. Yo he escuchado decenas de personas con buenas ideas, con ideales, pero después mirás el resultado de la elección y te querés matar. O sea, no puede ser que tantos millones de argentinos vivan en una ignorancia sistémica. Que su preocupación vital sea el resultado del próximo partido de Boca Juniors.
    ¿Esas son las costumbres que vamos a extrañar cuando emigremos? No veo la hora de sacármelas de encima, y no volver a tenerlas cerca nunca más, ni yo, ni mis hijos, ni los hijos de mis hijos.

    Saludos.

    1. Estoy totalmente de acuerdo con vos. Acá no podés proyectar nada, porque de un momento para otro lo que pensabas hacer tiene mil trabas, impuestazos, leyes y justicia perversa, que no te ayuda y te hunde!

    2. Hay muchisimo de cierto en lo que decis, y cada historia y deciciones personales tienen un porque, pero no se puede esperar por un momento “ideal” porque puede que nunca llegue. Yo llevo diez anios viviendo aqui en USA y hay cosas buenas y otras malas que te vas adaptando pero “acostumbrar” no pude acostumbrarme nunca. Mis costumbres son argentinas. Si tenes en la cabeza que te queres ir tenes que armar una valija chiquita que pese poco (en todos los sentidos) y pasaje en mano emprender tu busqueda. Ya se, me diras: No, pero asi a lo loco no, sin un proyecto seguro, responsable y bien organizado no me voy ni loco. Bueno, quizas por eso todavia no te fuiste. No se trata de hacer locuras pero si se trata de “hacer” algo que empiece ese viaje ese nuevo proyecto, aunque sea duro al principio, para que salgan las cosas NO hay que esperar… hay que JUGARSELA. Sin miedo a que salga mal(que igual siempre es una posibilidad). Que tengas mucha suerte probando en otro lado pero acordate que puede pasar mucho tiempo sino empezas a hacer cosas YA. Los suenios (le falta la enie a este teclado) son muy lindos pero lamentablemente si uno no toma decisiones y HACE cosas, seguiran siendo solo eso: suenios. Suerte a vos y todos los que vean emigrar como una posibilidad en sus vidas. Saludos.
      Hugo

    3. Por favor emigra de Argentina.
      No me gustaria que alguien quien no valora sus raices siga viviendo aqui y por favor no digas que venis de aca deci que sos de otro pais cualquiera menos Argentina. No , no es perfecto Argentina es siempre un desastre para la clase alta que quiere parecer de la burguesia de otros paises para mi es el mejor lugar donde los que se la bancan progresan; los que que no van por lo facil lo logran y despues desde afuera te elogian, este es un pais de oportunidades para el que lo aprovecha.
      Repito por favor emigra.

  5. Hola a todos!! Googleando llegue a este blog, estoy leyendo todos los comentarios e historias de vida!! Yo me quede sin trabajo hace 5 meses, despues de trabajar 12 años aca en Bs As y realmente estoy pensando mucho si irme o no, tengo ciudadania italiana, mis amigas me preguntan, que hago todavia aca que no me fui? Jaj bueno, tengo 39 años, no es simple armar las valijar y dejar todo asi no más. Conozco Europa, viaje 2 años de vacaciones por 45 dias, me encantó. Pero mis raices estan acá. Ahora con 39 años voy a estudiar en la universidad y a ponerle el pecho jaja. Si decido otra cosa les cuento.