Facultad
Bueno, la verdad que lo tenía medio abandonado a mi blog de viajes, no si es que no estoy acostumbrado, o que no me quiero hacer adicto a escribir todos los días las cosas que voy a haciendo ( por que todavía no estoy de viaje! Ja! ).

Como dice el título, me recibí, al fin he terminado mi carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones, si bien la entrega de la tesis fue hace ya dos semanas, el 4 de julio, recién hoy me digne a escribirlo.

Ese viernes vinieron mis abuelos y mi tío ( Walter ), la presentación de la tesis era a las 18.45hs, tipo 2 de la tarde llego Damián, desde Rio Cuarto, a las 6 de la tarde ya estábamos todos acá en mi depto, y yo con mi viejo, y la familia, partimos hacia la facultad.

En el trayecto a la facultad me llama mi compañero de tesis y me dice “apurate que ya son las 18.30 y acá el profe ya corrigio la tesis, le puso la nota, y se esta yendo, no queda nadie, apurate que los chicos ya quieren tirarnos huevos”, así que llegamos lo antes posible, y si, era cierto, los 3 profes del supuesto tribunal de tesis ya se habían ido. En realidad, solo dos se fueron, quedaba uno, así que ese nos entrego la tesis y nos dijo “Bueno colegas, ya son ingenieros”, esto ocurrió adentro de un aula y fueron solo 5 minutos.

Una vez “presentada” en el aula, salimos mi compañero y yo, nos sacamos fotos con todos nuestros compañeros de la facultad que habían ido hasta alla, yo también me saque con todos mis familiares, con mis amigos del trabajo (EDS), que también se llegaron hasta la facultad, y después de tanta foto, CHAN, llego la hora. Nos fuimos al baño a sacar el traje, y ponernos “la ropa de guerra”, o sea, la ropa que ibamos a usar para que nos tiren harina, pintura, huevasos, y todo eso que por tradición te hacen acá en Argentina cuando terminás una carrera.

Aquí voy

Una vez cambiados para la gran guerra, fuimos al patio de la facultad, donde estaban todos esperándonos con todo tipo de cosas podridas y desagradables para tirarnos. Ahí estaban Diego, el Rifle, el asesino del Lagarto, Maxi, Juampi, el Luchi, todos tirándonos cosas, hasta kerosene nos tiraron, recuerdo que me entro en la cola, papaaaaaaaaaa como ardía eso.

Recuerdo al Fede (mi compañero de tesis) gritar “me ardeeeeeee el anoooooooooooo” jaaaaa!, no se si lo dije, pero mientras todos te tiran cosas, te ensucian y demás, estaban todos mis compañeros/as de trabajo, mis viejos, y todos los que habían ido, parados alrededor viendo todo, hasta el momento en el que me quede en calzoncillo (agradezco que no me los sacaron porque tenía el pito mas chico que un chizito del friazoooon que tenía ja!, obvio, del frio! ).

Ahh me olvidaba, también me cortaron a tijeretazos un poco el pelo, y con una máquina me sacaron un poco de las dos cejas, quedé deforme total. Pero eso no fue todo, cuando pensé que habían terminado, todavía no habían llegado en el auto del Paco, todos mis otros amigos, el Marcos, Makako, mi hermano, el Damián, así que, de nuevo a sufrir, me volvieron a tirar de todo, pero por suerte ahí terminó.

De la facultad me fui a bañar a la parrilla de mi tío, que está ahí cerca, y que fue el lugar donde nos juntamos todos a comer, con la flia y varios amigos. Después de la parrilla, tipo 1 de la mañana nos fuimos hacia el centro y ahi en Nueva Córdoba fuimos a un bolichito, donde nos quedamos como hasta las 6 de la mañana.

En fin no me quiero ni acordar que la perdí, todavía tengo la esperanza de que aparezca por algún lado, en algún auto, no se.

En síntesis, salió todo perfecto, estoy muy contento por todos mis amigos que fueron a la facu, y que también después fueron al boliche para divertirnos, tomar unos tragos, etc, etc.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *