Para los que dicen que las segundas partes nunca fueran buenas, esta fue increíble,  después de festejar mi cumpleaños en Noetinger, me quedaba el resto del festejo acá en Córdoba, con el resto de mis amigos.

El viernes estaba esperando por la llegada de mi gran amigo Luis, desde Rosario, pero bueno, no pudo venir, asi que termine en el cumpleaños del Seba Arguello, estuvo lindo, fuimos a Rivadavia, hicimos un poco de “turismo aventura” en el auto de la Vale por Córdoba.

El sábado me costó un poco levantarme, pero tipo 3 de la tarde lo logré, me fui a la casa del Marcos, Luis ya había llegado así que empezamos los preparativos para la gran noche, fuimos al super (el gran “Buenos Dias” que tengo en la esquina) que nunca tiene nada, pero en la parte de bebidas algo hay, me cargue los bolsillos de “tickets canasta” y partí hacia allá. A los 30 minutos, volví con un buen cargamento (speed, vinos espumantes, cervezas, piña colada, fernet, un poco de todo), ahhh me olvidaba, y la bebida de los dioses (Gancia, infaltable).

Tipo 22 hs comenzó a caer la gente, ya que teníamos que entrar a Primer Piso (al lado de La Chacra, antes de la una), los que no me fallaron fueron los siguientes valientes! :

Aquí con toda mi gente en el 25 aniversario de yo

Comimos unas pizzas, miramos unos videos de Capusotto, algo de Zambayoni, el famoso “casting de kung fu” y después de tantas risas, tomar unas copitas, y llegó la segunda edición (la primera fue el año pasado también en mi cumple) del Show del Chiste por mi primo “El Paco”. Una cosa de locos mi primo contando chistes, tiembla Cacho Buenaventura!!! todos se despanzaban de la risa.

Después de tanto chupe, chiste y foto, emprendimos la retirada hacia Primer Piso (la disco).

Como venía diciendo, salimos del departamento, yo me subí en el auto del Paco, junto con el Negro, y no recuerdo si alguien mas, escuchando temas de antología (Sebastián, Grupo Sombras, Volcán y otros de la época), fuimos recorriendo las calles de mi tan querida Córdoba hacia Primer Piso. Cuando llegué ya había varios de mis invitados dentro, muchos de mis amigos del trabajo, y algunos mas. Fue cómico,  porque llegamos con toda la fiesta encima pero el lugar estaba re tranquilo, y era obvio que iba a estar así, era recién la 1 AM.

Dentro del boliche nos mandamos las mil y una, estaban todos medio entonaditos (“borrachitos”). Mas tarde bajamos a La Chacra, y en un momento de la noche estábamos con el Luis, Diego y alguno mas, y pasa un flaco, lo mira a Luis, y le dice “Ehh loco, te robaste todos mis danoninos vos” (debido a que el Luis mide como 2 metros).

En fin, me siento muy orgulloso de todos mis amigos, conocidos y demás que vinieron al festejo, gracias a todos por haberme hecho pasar tan grato momento.

Saludosssss.. y que se siga repitiendo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *