Esto nos comparte Lucio, otro de nuestros seguidores que se animó a viajar y trabajar en otro país, en este caso en Nueva Zelanda, con la Working Holiday Visa! Lucio es argentino es uno más de esos que se cansó de la rutina, y dijo “¿Por qué no? Qué es lo peor que puede pasar?” y allá fue, en busca de nuevas aventuras y nuevos horizontes.

No les vamos a adelantar mucho porque la historia es hermosa, y merece ser leída de principio a fin. Lo único que les voy a decir, como sucede con muchas de las historias que publicamos, es que hay un antes y un después de leerlas. Y que ese después, muy probablemente termine siendo un viaje!!!

Experiencia Working Holiday en Nueva Zelanda – Por Lucio

experiencia nueva zelanda working holiday

En mi pasado, los años que transcurrían, no dejaban de ser lo mismo. Y cuando llegué a esos momentos en el que me preguntaba: ¿Che el asado en lo de fulano, fue este año o fue el anterior? Es ahí en donde me di cuenta que mi vida había caído en una rutina. Todo siempre transcurría de manera armoniosa y sin sobresaltos. Siempre esperando los fines de semana para tener vida, odiando los domingos y padeciendo los lunes. Amando los viernes y destrozando los sábados. Y así volvía al domingo odioso.

La vida en Argentina

Y así eran todas las semanas. Aunque siempre estaba metiendo actividades en el medio, ir a ver una banda, salir a bailar, las clases de salsa, de teatro, de reiki y de yoga. Siempre sumando actividades para sentirme vivo. Aclaro que todo lo vivido fue hermoso y es mi mayor tesoro. Porque están mi familia y mis amigos, que ellos fueron parte de todo esto y estoy agradecido a la vida por tenerlos.

Pero había algo que hacía ruido en mi persona. Había algo con lo que no estaba del todo conforme. Algo me faltaba. Y un día decidí hacerle caso a mi personita interna que me decía, ¡Che! A ver si te pones las pilas y te vas a conocer el mundo.

Y en mis primeras vacaciones solo, sin amigos y sin familia, me decidí. Vuelvo a la ciudad de la furia (Buenos Aires) y me compro los pasajes para mi primer gran aventura.

La gran decisión

El 27 de febrero del 2016 ya tenía el pasaje para venirme a Nueva Zelanda. El 4 de septiembre era la fecha para emprender la operación éxodo.

experiencia nueva zelanda working holiday

Y obvio que en el medio me pasaron mil cosas que hacían peligrar mi viaje, pero me mantuve firme. Y frente a todo pronostico la decisión estaba tomada. Me voy a Nueva Zelanda a hacer a trabajar y viajar con la Working Holiday visa.

Y como siempre pasa, me aparecieron esas personas que te preguntan; ¿Y qué vas a hacer allá? ¿De que vas a vivir? ¿Y tu futuro? ¿No pensas formar una familia? ¿Estás seguro?

Si tan solo esas personas supieran lo que es esto, si tan solo vivieran un solo día de este viaje, lo entenderían. Y también entenderían porque lo hice y porque lo volvería a hacer.

Aunque también estaban las otras personas, las que se pusieron contentas y felices porque había tomado esta decisión tan arriesgada y se ponían nostálgicas a la vez, porque sabían que me iba. Ellos ya palpitaban y vivían el viaje junto a mi. Y me cargaban de muy buenas vibras.

Hubieron muchas despedidas y cervezas compartidas. Ya tenía todas mis pilas recargadas para cruzar el mega charco del pacífico y ver que me iba a pasar del otro lado.

Llegué a Nueva Zelanda

experiencia nueva zelanda working holiday

El 6 de septiembre del 2016 llegué a Nueva Zelanda. Llegué como turista para conseguir la Working Holiday Nueva Zelanda desde acá mismo. Hasta el 21 de septiembre tenía tiempo de ponerme al día y de saber todo lo que podría necesitar para intentar tener una aplicación exitosa.

Vale aclarar que a todo esto yo estaba totalmente perdido, y en un país en el que se habla inglés. Yo no ese momento no te hilaba ni dos palabras.

Y llegó el 3 de octubre del 2016, y pude conseguir la bendita working holiday visa, ahí se venía un año por delante en tierras Kiwis.

Y así fue, pude vivir en Auckland, Alexandra, Cromwell, Timaru, Tauranga y Queenstown. Pero también visité Taupo, Tongariro, Wellington, Murchison, Wanaka, Te Anau, Milford Sound, Monkey Island, Dunedin, Christchurch y Akaroa.

Me tocó dormir en hostels, en mi auto, en casa compartida, en mi propia casa, y en casa de extraños. Lo hice gratis, pagando carísimo, pagando muy barato, me tocó dormir en el piso, con mi bolsa de dormir, solo con la ropa, en carpa o compartiendo cama. Viví con argentinos, brasileros, checos, chinos, kiwis, indios, Bangladesi, Taiwaneses y Alemanes. Pero también conocí gente de Francia, Italia, España, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Austria, Australia, Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia, Vietnam, Filipinas, Japón, Malasia, Zimbabwe, Tonga, Samoa, Fiji, Vanuatu, Colombia, México, Chile, Uruguay, Estados Unidos y Qatar… Y así podría seguir nombrando un par mas…

Pude trabajar como cleaner en la construcción, en el picking de cherrys y de manzanas, en mantenimiento de viñedos, también como packer y stacker en los kiwis, y por último en la parte de logística en una empresa de catering para aviones!!!

experiencia nueva zelanda working holiday

experiencia nueva zelanda working holiday

Me reí bastante, lloré como un nene, por momentos la pase muy bien, y otras veces muy mal, me pelié con gente, luego me amigué, y con algunos perdí relación. Me separé de muchos amigos que luego no volví a ver, pero me he reencontrado con muchos otros. Con algunos el encuentro fue fraternal y con otros fue más que efímero. He conocido personas maravillosas, esas que no se olvidan, esos amigos del camino transitado, esos amigos para toda la vida. Y he conocido gente que sacan lo peor de vos.

Por momentos extrañe horrores a mi país y a toda mi gente, pero por otros momentos me olvidaba de que estaba lejos de casa.

experiencia nueva zelanda working holiday

Pase por todos los estados y lo mas importante de todo esto es que me volví a sentir vivo.

Llegó el momento del descubrimiento

Descubrí que las pequeñas cosas son las que más me llenan el alma.

Descubrí que detrás de “ che, ¿vamos a tomar una cerveza?”, está el: “Quiero compartir un rato con vos”.

Descubrí quienes son mis amigos de fierro y quienes desaparecen con el tiempo.

Descubrí que lo que mas amo en esta vida es mi familia y que los extraño un montón.

Descubrí que la vida es una sola y que hay que vivirla al máximo de nuestras capacidades.

Descubrí que si no voy yo a buscar lo que creo que me merezco, nadie va a venir a dármelo.

Descubrí que hay que despertarse todos los días y agradecerle al universo por otras 24 hs mas de oportunidades.

A todo esto, ya pasó un año desde aquella vez que me baje del avión en Auckland y me pregunté: ¿Y ahora?

Si alguien hubiera venido y me contaba que todo esto lo haría yo, un año atrás. No lo hubiera creído jamás!!!

Y cuando me dí cuenta, pasó 1 año!

experiencia nueva zelanda working holiday

Ahora después de un año desde aquella vez, me vuelvo a hacer la misma pregunta…

¿Y ahora? Pero esta vez puedo contestarme.. ¿Que importa? Si sabes que fue un año maravilloso, porque no intentas repetirlo?

Para toda la gente que vino y se fue, sabrá lo hermoso que es venir acá, o a cualquier otro lugar del mundo por primera vez a realizar una Working Holiday o tan solo vivir uno o dos años en el extranjero.

Para aquellos que están acá o en alguna otra parte del mundo realizando su viaje, espero que lo estén disfrutando tanto como yo lo estoy haciendo y que se llenen de millones de momentos para guardar en sus corazones.

Para aquellos que aun no vinieron o que vayan donde sea con una visa working holiday, vayan con todas las energías que hay que sacarle el mayor jugo a esto.

Concluyendo

Y por último para aquellos que no se animan a venir, si yo pude venir a hacer esto, cualquiera puede venir a pasar por lo mismo. Es comprarte el pasaje y listo. El resto llega solo, de manera frenética y no se detiene. Anímense que la vida es una sola!!

Y como dijo el gran actor Héctor Alterio en la película Caballos Salvajes (en la imagen):

LA PUT… QUE VALE LA PENA ESTAR VIVO

En su salud y feliz primer aniversario para mi en Nueva Zelanda.

Lucio Version Kiwi 2017

Te querés ir a Nueva Zelanda, te dejamos todos nuestros artículos en:

NUEVA ZELANDA: La Guía Maestra

seguro viaje work and travel


Deja un comentario