Estudiar en el exterior Devolución de impuestos Seguros de Viaje

Yomeanimoyvos.com

Gabrielle y su mágico viaje por Francia

experiencia francia working holiday

La cabeza del viajero que se va de Working Holiday a otro país, a trabajar y viajar por Francia por ejemplo, pasa por muchas etapas. Primero se deciden a irse, después investigan todo sobre la visa Working Holiday Francia (VVT), y una vez que tienen todo, quieren saber absolutamente todo!!! Empiezan a leer todo sobre gente que ya fue, de que trabajó, que hicieron, cuanto ganaron, que pasta de dientes usan en francia, absolutamente todo!!!

Es por eso, que así como los ayudamos con la Visa Working Holiday Francia, también siempre tratamos de dejarles experiencias de otros viajeros que ya fueron a Francia, para calmarlos un poco, y que vayan más tranquilos.

En este caso les dejamos la historia de Gabriela, que es argentina, tiene 29 años, un día empezó a investigar un poco, se encontró con esta web, y se animó a esta aventura, y nos lo cuenta todo!!!

Así comienza este viaje por Francia

historias-Francia-6jpg

El miércoles 15 del 6 a las 12:05. A la mitad del día, a la mitad de la semana, a la mitad del mes y a la mitad del año, yo me animé a cruzar para la otra mitad del mundo. Escribo esto un año después.

Porque antes, durante y después, leí muchas preguntas y respuestas pero muy pocas historias del “Qué pasó al final?” Y creo que eso está bueno. Creo que alivia miedos, calma ansiedades y da empujones, como de un tobogán.

Desde mi pequeña experiencia, te aseguro de que si cruzas para este lado, con el corazón abierto, respeto y muy buena vibra, todo va a estar bien. Todo va estar bien.

Llegué a Francia sin saber francés, sin saber inglés, sin amigos, sin trabajo, sin casa, sin plata y con muchos SIN. Pero con mucho huevo, porque para mi el coraje es todo.Yo vine con una alegría que me superaba el cuerpo, te juro.

París: mi nuevo hogar

historias-Francia-2

Hice couchsurfing porque quería hacer amigos. Y encontré familia… pisé París. El tan esperado sueño de mi vida, pero me sentí vacía, y me pregunté “Y ahora…qué? Estás en París, nena, disfrutá!!!” me llené de una culpa inexplicable, a veces no tiene que ver con dónde estés, sino con cómo te querés sentir.

Un día donde la desilusión me quemaba la cabeza, decidí ir a ferias americanas de segunda mano, compré ropa por un euro, y me hice un vestuario. Con ese vestuario me paré en el Pont des arts, en el acto de mayor valentía de mi vida, a ser estatua viviente. Sentí que la Catrina me consolaba el alma. Hubo gente que se ofrecía a sacarme fotos.

Gracias a alguien que le gustó y se me puso a hablar, fue que viví en París dos meses en dos departamentos prestados a cambio de regar las plantas.

Me fui a Niza

historias-Francia-4

Buscando argentinidad fue que llegué a Niza. A encontrarme con el grupo de argentinos de este mismo grupo (ver Grupo de Facebook). Fui a Niza por cuatro días, me quedé 8 meses.

La noche de ese mismo día, conocí una francesa que al ver mi Catrina, me invitó a conocer su trabajo. En ese trabajo, un señor llamado Jean Philippe que al ver las fotos, creyó que era una buena idea que hablara con el jefe.

El martes trae fotocopia de todo, el miércoles 8am aquí, así empezás a trabajar” fue algo que aunque no me lo hubiesen traducido no podía comprender. Esa misma tarde, consternada decidí ir a brindar conmigo misma y a robar wifi en algún lado para contarle a mi familia.

Mi felicidad fue tal, que mitad señas, mitad traductor, la camarera del bar donde caí, decidió publicar en su facebook que una Argentina que trabajaba en el carnaval, buscaba habitación.

Al otro día me escribió Nathalie. Viví siete meses con ella. La Catrina me llevó a Niza a trabajar para el príncipe de Mónaco y Bono. De ahí al carnaval y de ahí al carnaval de China, en un giro inesperado.

Lo escribo y no lo veo, lo leo y no lo creo…

historias-Francia-3

No creo en la suerte, ni en la buena ni en la mala. Creo que uno genera, activa, predispone y mueve. Me formé seis años en esto pero jamás imaginé tal destino. Vuelvo a Argentina porque necesito de casa y porque hay que ser fiel a uno.

Vengan. Vengan con todo. Con las ganas, con la comprensión, con el miedo, pero sobre todo con amor. No vengas a llevarte el mundo por delante, eso nunca sale bien. Vení a confiar y que el mundo sea quien te lleve a vos, que todo va a salir bien.

Te querés ir a trabajar y viajar por Francia, encontrá toda la info en:

Work and Travel en Francia

Comentarios


Deja un comentario

75 queries in 0,236 seconds.