viaje-nueva-zelanda

Listo, ya fue, está decidido, me voy de Nueva Zelanda, así es, llegó el día final, el fin de mi viaje por Nueva Zelanda. Voy a ver si puedo hacer un balance, resumen, o lo que salga, en esta hora que tengo en el aeropuerto de Auckland (se pronuncia “okland”), antes de partir hacia Sydney, Australia (se pronuncia “Sidni” y “Ostrelia” ja!).

balance viaje por nueva zelanda working holiday

(ahh si, ya se, manejo muuuy bien el paint, no se asombren, voy a meter fotitos así medio tontas, para que no se duerman. Esta foto, a propósito, significa, “El balance” ja!).

Si no me equivoco, todo empezó con Diego (alias “Erniman”) hablando sobre la posibilidad de irnos a USA a trabajar por unos meses, y además visitar a otro de nuestros amigos, Diego “El Rifle” Marilaninflof (el apellido no es este, solo para proteger la identidad) que está estudiando allá. Todo esto transcurría allá por julio del 2008.

viajar con amigos a nueva zelanda

El problema de viajar a USA era que no me atraía mucho la idea de que te den la visa solo por 4 meses, y dejar todo en Argentina por tan poco tiempo. No me pregunten cómo, pero llegué a un foro que hablaba de Nueva Zelanda (de ahora en más NZ), y también a un blog de un loco que se había ido para NZ por un año con la Working Holiday (el tipo de visa). Me leí todo, todo, todo, todo el blog y el foro, y quedé como loco.

Los dos hablaban bastante bien de NZ, así que la idea de a poquito se fue metiendo en mi cabeza, y lo que en principio era un deseo o una idea en el aire, después de unas semanas, ya estaba tatuado a fuego en mi destino.

Muchos eran los motivos que me motivaban a viajar, pero también muchos otros me retenían y me inundaban en dudas. Lo que me motivaba y los pros del viaje eran: salir un poco de la rutina, mejorar el inglés (uno de mis principales), conocer nuevos lugares, conocer otras culturas y demás. Pero por otro lado estaba el temor de dejar el trabajo, dejar a mi familia y mis amigos por tanto tiempo, que iba a pasar al regresar después de tanto de no haber trabajo en lo mío (Ingeniería en Telecomunicaciones). Y tantas otras cosas me ponían en duda, a mi, o a ese “yo interior“, que no se si realmente lo cría uno, o el entorno, que te dice que tenés que trabajar, desarrolarte profesionalmente, capacitarte, y bla bla bla… todas esas cosas del mundo en el que vivimos.

Pero bueh, me decidí, compré el pasaje, nada de USA, a NZ se ha dicho. Saqué  la visa, y sólo me quedaba esperar desde octubre a febrero para irme. Pobre de mis amigos y familia, creo que por más que tratara en esos meses, no podía hablar de otra cosa que no fuera mi viaje a NZ. Al saber que me iba, disfrute esos meses a full, unas fiestas increíbles en mi pueblo para Navidad y Año Nuevo. Y para cerrar del todo Argentina, me fui de vacaciones a Brasil con mis amigos.

Al final Diego (mi amigo con el que íbamos a hacer el viaje juntos en un principio) decidió no viajar a Nueva Zelanda, en realidad bastante antes de que sacara la visa y todo. Pero, por suerte, yo conocí en Córdoba a través de un foro de viajeros, a Sergio “El colorado” Rogeliardi ( de nuevo ocultando apellidos jeje), santiagueño de nacimiento, que sería mi compañero de viaje. Nos juntamos un par de veces, a hablar un poco al “dope”, y al final terminamos sacando el pasaje para el mismo día hacia NZ.

Diego y yo...
(trate de buscar una foto con Sergio, que no haya minas en el medio, pero no encontré, pahhhhhhhhhhhh que eran mujeriegos los guazo jaaa! ).

Dejé Argentina un 11 de febrero de 2009, el vuelo fue Córdoba-Santiago de Chile-Auckland, volamos por LAN, mejor imposible. Una vez en Auckland paramos en el YHA hostel, conocí lo que era un hostel, si si, por primera vez en mi vida, un hostel. Y salimos a recorrer la ciudad, ahí vino el primer gran cabezaso contra la pared.

Si bien digamos que, gran parte de mi vida estudié inglés, o por lo menos iba a clases jeje. En la secundaria, iba a clases particulares, en la facu también, en el trabajo tenía como 4 horas por semana. Pero, al salir al ring a pelear con mi inglés contra todos, backpackers, kioskos “maki donalds”, centros de información turística… me nokearon la gran mayoría de las veces. Como me costaba entender, no entendía casi naaada de lo que me decían, y más con el acento que tienen en Nueva Zelanda, tan distinto al yankiacento que la mayoría estamos acostumbrados.

Así me noquearon en mi lucha por aprender inglés en Nueva Zelanda

Y ahí empezó el viaje, no voy a contar todo de nuevo porque para eso escribí todo en esta web durante estos 10 meses ja!

Si hablamos de viajar, y me preguntan, “Bernardo, como carajo es NZ? es alto? es narigon? tiene rulos?” jejej (miren este video y van a ver por que lo digo), chiste interno para mis amigos que miran Cualcerdo.

En que estaba? ah si, si me preguntan, es lindo para viajar NZ? les diría que es espectacular. Acá tenes todo, montañas, ríos, lagos, nieve, playas, muchísimos parques nacionales para recorrer y lo que se les ocurra! Que ustedes podrían pensar “en Argentina tenemos lo mismo“, sí sí, puede que sea parecido, pero lo que es totaaaaaaaaaaaalmente distinto es el orden que hay acá. Cada río, montaña, caminata, esta perfectamente señalizado y cuidado a mas no poder. Las “big walkings” esas caminatas que encontrás en muchos lugares, o en los parques nacionales, que toman entre 3 o 5 días de caminar, son increíbles, tienen lugares donde podes dormir de noche, donde podés acampar, todo todo.

Y si se te da por recorrer NZ en auto, manejar es absolutamente tranquilo y seguro. Podés parar el auto y dormir donde sea, no pasa nada. Las rutas están en perfectas condiciones en tooooooodos lados, y si dice 50km/h, vayan a 50km/h ni un kilómetro más, porque si se exceden, multa!

Si te venís a Nueva Zelanda con la idea de hacer “La gran backpacker”

Se puede hacer, al menos yo pude. Trabajo, si uno busca siempre algo encuentra. Si te querés mover de ciudad en ciudad cada unos 2 o 3 meses lo podés hacer, como backpacker vas a conocer millones de personas, lugares, vas a trabajar mucho también, te vas a divertir, de todo. Y vas a acumular miles pero miles de anécdotas y experiencias que no vas a olvidar.

Si te venís con la idea de hacerte millonario, yo te diría, OLVIDATE

Sí, si, así con mayúsculas ja! Se puede ahorrar, pero hay que trabajar muuuuuuuuucho, tener suerte, cuidarte en el super, cuidarte cuando salís, cuando vas al baño jeje, todo todo todo. Y cuando hablo de trabajar mucho, hablo de 12 horas por día, 6 días a la semana, trabajar afuera, frío. Pero como dice el dicho, “Lo que no te mata, te hace más fuerte”. Y si esto es cierto, de acá, me vuelvo Sanson. Si trabajas duro, seguro te va a alcanzar para irte al Sudeste Asiático, pero no esperes que asi sencillamente vas a volver con NZD 10.000 ahorrados de un año para el otro. Hay gente que llega a ahorrar NZD 10.000 en un año, pero no es lo mas común, pero bueno, poder se puede.

Y vamos cerrando un poco esta historia

En síntesis, muchas cosas me pasaron en este viaje, es como que todo se intensifica al estar tan lejos. Sería como una especie de gran hermano. Hay días en los que te reís como nunca en tu vida, pero también hay días de lágrimas. No todo es color de rosas en un viaje, yo tampoco pongo todo en el blog, primero porque no quiero, y después para no hacerlo aburrido.

Pero las pasas a todas acá, vivís muchas sensaciones nuevas: la adrenalina de recorrer nuevos lugares sin un destino; la libertad de poder estar viajando con gente como uno, que también esta de working holiday lejos de sus países; el extrañar a mi flia y a mis amigos como nunca antes.

Y especialmente en este viaje, el tener que dejar a gente con la que me había encariñado mucho, porque la mayoría en NZ estamos de viaje. Por ejemplo, el asunto de por primera vez encontrarte solo lejos de todo y de todos, haciendo tu viaje, y haciendo de él lo que se te antoje. Y muchísimas mas cosas me han pasado, que por derechos de autor, me los reservo para mí y mis memorias ;-).

En fin, se me va a ir el avión, y me voy a tener que quedar en NZ y cambiarle el título a esta entrada ja! Para mí fueron 10 meses más que positivos, con sus desventuras y todo, mucho aprendizaje. No me puedo quejar, me recorrí NZ de punta a punta. No llegue a juntar plata para ir a Asia, pero bueh, espero juntarla en Australia.

Espero se hayan divertido con las historias del viaje, o les hayan servido para animarse a viajar. Esta fue solo mi experiencia en NZ, lo cual no quiere decir que se vaya a dar la misma manera para ustedes. Cada uno experimenta y vive su propio viaje a su manera.

Suerte para todos, y un saludo grande para todos mis amigos y familia que en estos días, estoy extrañando un poco, para no decir, un poco mucho.

Aquí estoy dormido ya saliendo hacia Australia

Y cerramos la entrada con esta foto, mi última foto en Auckland, NZ, camino al aeropuerto, no es que me esté haciendo el importante, sino que estaba re dormido y tenía mucho viaje por delante, hasta llegar a Australia.

Esta entrada es el capítulo Nº 53 de mi viaje por Nueva Zelanda, seguí la historia completa en “La Odisea Completa por Nueva Zelanda


Deja un comentario

31 comentarios en “El fin de mi viaje por Nueva Zelanda

  1. Hola!! tengo tantas ganas de ir a NZ que no tienes idea, principalmente mis ganas de ir son para hacer Woofing y principalmente ir a Hobbiton!! lo cual no puedo creer que tu no hayas ido estando ahí!!! saludos, le meteré muchísimo esfuerzo al ingles para poder irme a NZ, saludos y de verdad que tu historia me inspiró demasiado!!