Al otro día de haber llegado a la casa, empezamos a laburar (ni descanso tuvimos!). Llegamos a la granja en Hastings, mas que granja era como una estancia bastante grande, con plantas de manzana, viñedos, y muchas otras frutas. Nuestro trabajo iba a ser precisamente, juntar las manzanas o Apple picking, que básicamente era sacar la manzanita de la planta, tarea fácil, repetitiva y aburrida, pero como todo, siempre se le puede poner un poco de diversión.

Una de las formas era competir con tus compañeros 😉 , a ver quien baja más rápido manzanas o hablar al ped… todo el día con extranjeros/as que están trabajando al lado tuyo (si si, también hay chicas que trabajan de esto, las admiro la verdad).

Aquí estoy haciendo el Apple Picking (juntando manzanas) en Hastings

El apple picking consiste llenar cajones a los cuales les llaman “bin” (en inglés), y estos son cajones de un metro cubico mas o menos, y cuantos más llenes mas te pagan. A veces también hay que subir una escalera para llegar a las manzanas más altas. Para juntar las manzanas, te ponés como una mochilita enfrente tuyo con unas tiras que cruzan por la espalda y las empezás a llenar de manzanas. Una vez que esta mochila esta llena de manzanas, la descargas dentro del bin, para empezar a llenarlo. Una vez que el “bin”, está lleno, viene un tractorcito y se lo lleva al depósito.

Aquí hay una foto del "bin", la escalerita y la bolsa donde pones las manzanas.

El trabajo parece una pavada, pero después de agacharte y subir la escalera desde las 7.30 am hasta las 4.30 pm de lunes a viernes y medio día los sábados, se convierte en un poco agotador, te duele la espalda, las rodillas, todo. Aunque mientras yo estuve haciendo ese trabajo (mas o menos dos semanas), a pesar del trabajo, no había nada más reconfortante que saber que después volvíamos a la casa a descansar. Una vez en la casa, con todos los chicos con los que vivíamos, hablábamos, intercambiábamos millones de anécdotas, imagínense con tanta gente de todos lados (Francia, Canadá, Inglaterra, Alemania y más) siempre había algo de que hablar. Además todos muy viajeros, así que nos divertíamos mucho y a veces hasta salíamos a correr por la montaña por más cansados que estuviéramos para seguir de viaje.

Acá les dejo el link al álbum con mas fotos de la granja y un slide de lo que hay en la galería:

Esta entrada es el capítulo Nº 7 de mi viaje por Nueva Zelanda, seguí la historia completa en “La Odisea Completa por Nueva Zelanda


Deja un comentario

7 comentarios en “Y me hice hombre, a laburar al campo – Apple Picking

  1. Hola berna, primero el blog es lo mas, si no fuera por vos estaría muuuy perdida!!
    Ahora queria hacerte una consulta,yo soy veterinaria y me gustaria trabajar en granjas pero con animales en lo posible jaja
    Lo que no me queda claro es para donde arrancar cuando llego a Auckland. Tenes idea de donde hay producción(tambos, caballos, ovejas, lo que sea!!) Si sale la visa, en marzo estaría llegando a nz.
    Muchas gracias, sos de gran ayuda!
    Male

  2. El alojamiento en este casa que les daban lo tenían que pagar??
    Como eran las habitaciones?? Alguna como para pareja?? Te pregunto porque tengo planes de viajar con mi pareja y el tema alojamiento me preocupa, no deben aceptar parejas en cualquier lado.. y me imagino que tampoco en las habitaciones que ciertas casas te alquilan.. o si?? Para una pareja, que recomendarías vos en cuanto a alojamiento? que buscamos??
    Gracias bernardo por todo!!
    Voy a seguir leyendo tu odisea que aun me falta pila!!!

  3. jejej esas cosas raras que nos pasan, emocion para juntar manzanas jejeje te entiendo, yo creo que hasta volveria a juntar manzanas por un tiempo..

    Mira, la granja es esta

    http://rakaunuifruit.co.n

    Es lo unico que tengo, no tengo telefono nada, disculpasss

    Saludosss